Municipal

El Ayuntamiento de Córdoba diseña un plan para pagar los diez millones que debe a proveedores

  • El Consistorio supera mes a mes el límite de los 30 días para abonar las facturas que marca la ley

Salvador Fuentes, junto a Isabel Albás y Miguel Ángel Torrico. Salvador Fuentes, junto a Isabel Albás y Miguel Ángel Torrico.

Salvador Fuentes, junto a Isabel Albás y Miguel Ángel Torrico. / El Día

La Junta de Gobierno Local ha aprobado un plan diseñado por el área municipal de Hacienda para cumplir con el pago a proveedores dentro del límite legal. Todo ello después de que la Intervención general del Ayuntamiento, con fecha del pasado 2 de octubre, solicitara dicha elaboración por los retrasos en los pagos y el sometimiento de dicho plan -denominado Plan de medidas organizativas para lograr el cumplimiento del periodo medio de pago (PMP)- como órgano competente en materia de gestión económica.

"Tenemos en el cajón 125 millones de euros y el problema de este Ayuntamiento no es un problema de financiación a la hora del pago a proveedores sino que es un problema de gestión; no puede ser que teniendo 125 millones de euros en caja se deban diez millones de euros en facturas", ha sentenciado el edil de Hacienda, Salvador Fuentes, tesis en la que coincide con la Tesorería municipal, que el pasado mes de abril emitió un informe en el que defendía que "el incumplimiento del PMP se ha producido por problemas de organización y gestión administrativa". 

Tesorería cita de manera expresa un informe de la Intervención, también de abril, en el que pone de manifiesto "una ralentización cada vez mayor de la fiscalización previa de facturas, que tiene como consecuencia directa un mayor incremento en el periodo de tiempo en el que se procede por el Ayuntamiento al abono efectivo de las mismas. Es decir, el cumplimiento del PMP se debe a problemas de falta de personal, gestión y organización y en ningún caso a una situación de insolvencia".

"Los datos son demoledores en lo que respecta al pago de facturas a proveedores. Este año, por ejemplo, en febrero, marzo, junio, julio y agosto se superó con creces el plazo de 30 días que marca la ley y en algunos meses se llegó incluso a la cifra de 52 días de demora", ha sentenciado el edil de Hacienda.

La Intervención general remitió al anterior equipo de gobierno municipal del PSOE e IU la propuesta de medidas urgentes para revertir la situación, según Fuentes, quien ha insistido en que dicha propuesta de adopción de medidas no fue atendida y no se llegó a elaborar ni a aprobar plan alguno de mejora organizativa por los responsables. "Con el plan de medidas organizativas que hemos elaborado se trata en definitiva de garantizar el normal flujo de la tramitación, fiscalización, contabilización y pago de facturas", ha incidido.

El plan diseñado para acabar con el incumplimiento del plazo de pago a proveedores incluye seis medidas, la primera de las cueles es el refuerzo de los medios humanos de la Intervención general con seis técnicos más.  "A la Intervención general llegan algunas facturas con 32 días de retraso, incumpliendo ya ese Periodo Medio de Pago", ha relatado Fuentes. Una segunda medida es la de la puesta en marcha de un plan de reestructuración del espacio del área de Hacienda, "con la racionalización de los efectivos para lograr una mayor operatividad y eficacia".

También ya se trabaja en la coordinación, formación y sensibilización municipal de la importancia del incumplimiento del PMP entre los servicios municipales. Las tres medidas restantes son el análisis de la tramitación de las facturas en los principales servicios gestores a fin de determinar soluciones que mejoren el trámite de las facturas que por los mismos se gestionan; la aprobación de un cronograma de tiempos de tramitación del gasto por los diferentes servicios desde la recepción de las facturas hasta su pago, señalando consecuencias que se deriven para los incumplidores del mismo; y mejorar el registro contable de facturas regulado por ley mediante la implantación de medidas legalmente previstas sobre administración electrónica a fin de acortar el tiempo en la tramitación de las facturas, y hacerse al mismo tiempo un seguimiento ágil y eficaz de las mismas, todo ello enlazado con el registro administrativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios