EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

La Atención Primaria reclama más recursos para hacer frente a la nueva normalidad en Córdoba

Imagen del homenaje realizado en el Castilla del Pino a los médicos fallecidos. Imagen del homenaje realizado en el Castilla del Pino a los médicos fallecidos.

Imagen del homenaje realizado en el Castilla del Pino a los médicos fallecidos. / Juan Ayala

La Atención Primaria será una de las claves para el progresivo regreso a la normalidad (o a la llamada nueva normalidad) tras los efectos provocados por la crisis del coronavirus. Sin embargo, no son pocas las críticas que ha recibido la Consejería de Salud (tanto ahora como en etapas anteriores) por la gestión de este área sanitaria que, según han denunciado colectivos médicos y sindicatos, ha ido poco a poco deteriorándose.

Lo explica el secretario general del Sindicato Médico Andaluz en Córdoba, José Luis Navas, que afirma tajantemente que la Atención Primaria "rechaza volver a la normalidad" previa al coronavirus, teniendo en cuenta, como comenta a el Día, que antes de llegara la crisis se había sufrido "un desmantelamiento progresivo".

Navas recuerda que la Atención Primaria "no recibía ningún recurso" lo que derivó en que ya antes de la llegada del covid-19, el servicio estuviera "muy deteriorado". Esto provocó, entre otras cosas, las concentraciones de la plataforma Basta ya y esto mismo ha supuesto que sea casi imposible soportar la presión asistencial que se viene si no se llevan a cabo medidas, principalmente, más recursos, sobre todo de personal.

Sin pandemia, recuerda Navas, ya se había calculado que la carencia de médicos de familia en la provincia de Córdoba era de unos 80, además de 20 pediatras, si quería llegarse a los estándares de diez minutos por paciente. Y esto solo en este ámbito de sanitaris, porque como insiste el secretario general del citado sindicato, en Atención Primaria también están los odontoestomatólogos, los farmacéuticos, los veterinarios o los técnicos en epidemiología. 

"Partimos de una anormalidad", apunta Navas, que recuerda que en Atención Primaria no se han cubierto durante mucho tiempo las bajas o las jubilaciones. "Era raro que un centro de salud estuviera un día al 100% de plantilla", critica.

Llega la pandemia

José Luis Navas también detalla que, al menos tres semanas antes de que se desatara la pandemia del coronavirus, desde el sindicato ya se reunieron con la Delegación de Salud para alertar de "lo que se venía" y para advertir de la necesidad de hacer acopio de protectores EPI porque, insiste, "teníamos muy cercael ejemplo de China o de Italia".

Una vez empiezan a detectarse los primeros casos, recuerda el secretario general del Sindicato Médico, "nos encontramos con una deficiencia de personal y con poca información oficial", además de sin equipamientos. Para Navas, en un primer momento, existió una gran cantidad de "contradicciones" y rememora la orden a los médicos de que evitaran ponerse mascarillas "para no alertar". Tras esto, denuncia, los sanitarios estuvieron buscándose la vida para encontrar EPI en una especie de "sálvese quien pueda".

Con todo ello, Navas entiende que a nivel de Atención Primaria "se ha hecho todo muy tarde", empezando por las pruebas detectoras del virus las cuales, asegura, eran de "una sensibilidad pobrísima".

Falta de disponibilidad de personal

Otro de los problemas percibidos en Atención Primaria durante la pandemia ha sido la dificultad de encontrar a personal, algo que también ocurría antes. La razón, explica Navas, que la especialidad "había perdido mucho atractivo para los residentes", precisamente por las condiciones que se encontraban cuando iban a hacer las prácticas a los centros de salud.

En estos momentos, la provincia de Córdoba cuenta con unas 40 centros de salud y poco más de 100 consultorios, en los que el personal sanitario médicos asciende a unas 1.500 personas. Con estos números, la Atención Primaria debe enfrentarse a la desescalada, una desescalada que, recuerda Navas, debe contar por un lado con circuitos diferenciados para atender los casos de covid-19, además de poner en marcha todo lo que había antes y se paralizó por la crisis. Esto provocará, advierte, "una sobrecarga inasumible" porque ahora los médicos también están gestionando las citas.

Desde el Sindicato Médico entienden que la Atención Primaria debe hacerse atractiva para los residentes, de manera que no se marchen a otras comunidades autónomas donde les hacen contratos de un año, mientras aquí se hacen de tres meses. "Sobre el papel parece una de las especialidades más atractivas, pero en el centro de salud han visto cómo los compañeros asumen esta sobrecarga", lamenta Navas, que apunta que en ocasiones se tienen cargas de hasta 50 y 60 pacientes, algo que "no te permite ejercer como médico".

Por esto, insiste en esa necesidad de un mínimo de 100 médicos de familia y pediatras, y también se debe tener en cuenta que hay un número "considerablemente alto" de sanitarios que sobrepasan los 60 años y que van a jubilarse dentro de poco.

Contratos durante la pandemia

José Luis Navas también comenta que para la pandemia se han contratado a unos cinco o seis médicos en el Área Sanitaria Sur, nueve en Córdoba centro y cinco en el norte. Sobre estos últimos, ha comentado que ninguno se ha quedado trabajando allí porque "estaban muy molestos" con las condiciones laborales y con cómo se les ha tratado.

"Es necesaria una reforma muy importante", finaliza Navas, que insiste en que ahora se van a retomar las mismas funciones de antes de la pandemia para añadir, además, el control epidemiológico más la carga administrativa, algo que es, sentencia, "imposible" de asumir.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios