Municipal

La Asociación Centro Histórico rechaza el desvío de la partida de Infraestructuras para la compra de mascarillas

  • El colectivo denuncia que en los últimos cinco años "apenas se han plantado árboles nuevos" en Córdoba

Plátanos de sombra en la avenida del Corregidor. Plátanos de sombra en la avenida del Corregidor.

Plátanos de sombra en la avenida del Corregidor. / Juan Ayala

La Asociación Centro Histórico ha solicitado que se reconsidere el desvío de la partida de 200.000 euros que tenía la Concejalía de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba para la adquisición de nueva arboleda, "ya que parece ser se ha destinado a la compra de mascarillas".

Para el colectivo, "esto provoca una gran desilusión y reprobación en el común de los cordobeses, pues observamos cómo después de cinco años en que apenas se han plantado en Córdoba árboles nuevos, y de esos pocos se han secado demasiados por no regarlos, esta decisión conllevará que -dado que las épocas de plantación empiezan en otoño y terminan en invierno- nos vayamos al ecuador de este mandato municipal sin la plantación de un número y calidad significativo de nueva arboleda urbana".

La asociación ha recordado que en Córdoba, "más si cabe por las altas temperaturas y la probada mala calidad del aire, el árbol debe considerarse de una vez por todas una infraestructura esencial de la urbe". 

También ha recordado que "es una petición reiterada del común de los cordobeses que se nos alivie con más arboleda de potencial gran porte las calles, avenidas, plazas y jardines que son auténticos páramos de abrasador soleamiento" y ha considerado que "el Servicio de Parques y Jardines debe ponerse en primera línea de las políticas municipales y no ser el cajón de sastre maltratado al que gobierno tras gobierno se le detrae dinero cuando hace falta para cualquier otra cosa".

El colectivo ha incidido en que a finales del pasado verano reclamaron rearbolar los jardines perimetrales del Centro (Victoria, Vial, Vallellano y calles adyacentes que están llenas de árboles cortados) y "esa partida era esencial para poder llevarla a cabo en el próximo otoño y para dotar de muchos otros árboles a distintos barrios de la ciudad".

"En los viveros municipales no hay árboles de potencial gran porte y no estamos dispuestos a que se siga con la trasnochada política urbanístca que propicia los desiertos de granito mortuorio, los duros espacios públicos que  se pavimenta hasta el último resquicio y que han convertido nuestro ciudad en una olla a presión de la que todo el mundo quiere huir el 50% del año y el que se va no vuelve", ha subrayado.

En esta línea, han mostrado su rechazo "a la política que propicia el naranjal urbano que no aporta sombra y la mayor parte del año se encuentra deshidratado sobreviviendo como pueden, por falta de riegos".

La asociación ha considerado también que "es hora de cambiar las políticas y poner al árbol y a la ecomovilidad que favorece la arboleda, en el centro de las políticas municipales" y ha insistido en la necesidad de que se acuerde "el contrato de una cuadrilla de personas desempleadas para regar arboleda de los viarios desde mayo a octubre, como se hace repetidamente con Sadeco para limpieza extra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios