Córdoba

Arranca la campaña para enviar 5.000 euros en fármacos a Bangassou

  • El Colegio de Farmacéuticos venderá 1.600 billetes de lotería para recaudar fondos para la República Centroafricana

Las autoridades del Colegio de Farmacéuticos y la Fundación. Las autoridades del Colegio de Farmacéuticos y la Fundación.

Las autoridades del Colegio de Farmacéuticos y la Fundación. / Laura Martín.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba y la Fundación Bangassou presentaron su campaña solidaria para reunir fondos para el envío de material farmacológico a la región africana de Bangassou.

La campaña de Navidad, denominada Más por Bangassou, consistirá en la venta de 1.600 billetes de lotería que tienen un valor de 23 euros. Un total de tres euros por billete será destinado a la campaña, es decir, unos 4.800 euros con los que la fundación comprará los medicamentos de primera necesidad que en la República Centroafricana no se pueden adquirir, como antirretrovirales, sueros y antibióticos.

El presidente de la Fundación Bangassou, Miguel Aguirre, junto al presidente del Colegio de Farmacéuticos, Rafael Casaño, explicó que el envío de los contenedores de ayuda humanitaria se realiza anualmente en noviembre y llegan a la población a mediados de marzo. En estos contenedores también envían leche infantil en polvo, pasta de garbanzos, pañales de bebés y adultos entre otros productos de primera necesidad para esa población.

El obispo de Bangassou, Juan José Aguirre, dijo que todos los pacientes del hospital, que además fue construido con la colaboración de distintas ONG, se ven beneficiados con los medicamentos y la atención prioritaria. Allí atienden “una afluencia enorme de enfermos de Sida. Más de 500 enfermos son atendidos con los antirretrovirales que nos envían cada año”.

Con el paso del tiempo, el hospital se amplió con una maternidad, donde vacunan a los niños y atienden insuficiencias alimentarias y otras enfermedades, pediatría, el laboratorio que esperan dotar con nuevos aparatos y reactivos, zonas donde atienden a enfermos de lepra y cuatro casas donde viven más de 100 mayores con demencia senil o alzheimer. El próximo proyecto es la creación de dos salas de costura para que las personas aprendan el oficio y lo puedan usar para su propio beneficio.

Aunque el obispo agradeció todas las ayudas, aseguró que “lo más importante es conseguir la paz”, en referencia al “abuso de poder y la falta de derechos humanos” en Bangassou.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios