Córdoba

El comité de empresa de ABB en Córdoba defiende la viabilidad de la línea de interruptores de Alta Tensión

  • Los sindicatos rechazan el ERE y reclaman un cambio de organización de la misma y critican que la compañía hable de cooperación pero no escuche a sus trabajadores.

Una de las concentraciones de los trabajadores de ABB realizadas el pasado año. Una de las concentraciones de los trabajadores de ABB realizadas el pasado año.

Una de las concentraciones de los trabajadores de ABB realizadas el pasado año. / El Día

Tras el anuncio, por parte de la dirección de ABB, sobre la venta de ésta a Hitachi informando que no se vería repercutido el empleo, el pasado 13 de junio la compañía informó oficialmente a los representantes de los trabajadores de la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en los centros de Córdoba y Galindo, afectando a un total de 59 empleados.

El pasado viernes 21 de junio, eran citados en Madrid los comités de empresa de ambos centros afectados para comenzar con el periodo de consultas del ERE. Con anterioridad a la formación de la mesa negociadora, la empresa informó a toda la plantilla del centro de Córdoba, a través de una comunicación por email, del cierre de la línea de interruptores de Alta Tensión.

Para el comité de empresa, este es un ejemplo, una vez más, de cómo ante la incapacidad de llevar a cabo una buena organización y gestión de la compañía, ABB intenta solucionar con despidos las situaciones difíciles en sus centros de trabajo dado que previamente había sido rechazado por la dirección de la empresa un plan de viabilidad acordado entre ésta y la plantilla.

Además, el comité de empresa rechaza la información difundida referente al cierre de la línea de interruptores de Alta Tensión. Dicha línea lleva dando unos datos, tanto de carga como de productividad, desde 2015 muy positivos, con un EBIT del 10%. En años anteriores se ha doblado prácticamente la facturación con el mismo número de operarios. En 2019 la carga de trabajo está en torno a los 6 millones de euros y había planes de futuro de aumentar la plantilla de operaciones para poder implantar un segundo relevo de tarde, aumentando la capacidad de la línea, remarca la representación de los trabajadores.

Por otra parte, el comité critica que la compañía habla de cooperación pero no escucha a sus trabajadores; transmite problemas, pero no soluciones, más allá de la pretensión de extinguir contratos. "Como hemos trasladado los trabajadores de esta empresa en continuas ocasiones, creemos que nuestro futuro no depende de la reducción de la plantilla y sí de un cambio radical en la organización de esta, luchando por nuestros puestos de trabajo para que una de las pocas industrias que tenemos en la ciudad continúe generando trabajo a muchas familias cordobesas".

 Con este comunicado "queremos manifestar el rechazo a este proceso y la incertidumbre que genera para el futuro de la fábrica de Córdoba ante la continua pérdida de puestos de trabajo durante los últimos años, encontrándose además en la actualidad en un proceso de compra por la multinacional Hitachi, que se prevé que finalice en el primer semestre del año 2020".

Así mismo, desde el comité de empresa, "estamos en total desacuerdo con la decisión tomada y no defendida por la dirección de ABB Córdoba".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios