rute

El pantano deja al descubierto una almazara de época romana

  • La bajada del nivel del embalse de Iznájar, al 24%, hace visible el yacimiento del siglo III

Antonio Ruiz, ayer, durante la visita la zona. Antonio Ruiz, ayer, durante la visita la zona.

Antonio Ruiz, ayer, durante la visita la zona. / a. j. roldán

El paulatino descenso del nivel del pantano de Iznájar, que se halla al 24%, ha dejado al descubierto en el término municipal de Rute unos restos arqueológicos que, según los expertos, podrían pertenecer a una almazara del periodo romano, datada con mayor concreción en el siglo III. Así lo dieron ayer a conocer miembros del equipo que estudia este yacimiento, pertenecientes al Centro de Investigaciones Históricas y Arqueológicas de Iznájar (Cihai). Los restos fueron hallados de forma fortuita hace varias semanas durante un paseo por las zonas que iba dejando a la luz una lámina de agua en continua retracción en los últimos meses.

Concretamente en el paraje de El Pamplinar, ubicado en el término municipal de Rute, afloraron estructuras pétreas que hicieron sospechar a la arqueóloga Susana Ramírez, hoy día responsable de la excavación, de la existencia de una antigua zona productiva que tras las primeras indagaciones y análisis resultó ser de época romana.

El Ayuntamiento prepara visitas antes de que el agua vuelva a cubrir los restos

"En un paseo de domingo descubrimos un yacimiento arqueológico", comentó la experta, quien dirigió una visita a la zona que contó con la asistencia del presidente de la Diputación de Córdoba y alcalde del municipio, Antonio Ruiz (PSOE), y del profesor de Arqueología de la Universidad de Granada, Andrés María Adroher.

Una decena de personas trabaja para conocer más datos sobre este nuevo hallazgo, al amparo de este colectivo, desarrollando trabajos de excavación y recopilación de material para su posterior estudio en laboratorio, "así como sondeos para descubrir la extensión de la almazara", concretó Ramírez. "Es un yacimiento espectacular no desde el punto de vista monumental, pero nos puede ayudar a entender cómo se articula el Genil y su comunicación con el Guadalquivir" para las comunicaciones "y el transporte del aceite" de esta zona, del que "vive toda la Bética romana", indicó el profesor Adroher.

Sería una excavación arqueológica más si no fuera por la circunstancia de que, tarde o temprano, las aguas del pantano de Iznájar volverán a cubrir todo el terreno investigado. "Éste sería el tercer yacimiento sumergido de la península ibérica", apuntó el regidor ruteño, quien se mostró satisfecho por el desarrollo de los trabajos, que cuentan con la financiación de la Diputación de Córdoba y se desarrollan en colaboración con el Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada.

Ante estas circunstancias tan particulares, el equipo prevé agilizar los trabajos previstos todo lo posible de cara a sellar el terreno con revestimientos protectores y así preservar la excavación antes de que vuelvan a subir las aguas. Con anterioridad a la llegada de nuevas precipitaciones, el Ayuntamiento de Rute plantea realizar visitas al lugar para dar a conocer entre la población este nuevo punto de interés arqueológico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios