pozoblanco

"La gente se mata por agua"

  • Sara Cerezo, una odontóloga pozoalbense de 27 años residente en la isla de Saint Martí, relata la desesperación tras el paso del huracán 'Irma'

Sara Cerezo, entre los escombros de la isla caribeña. Sara Cerezo, entre los escombros de la isla caribeña.

Sara Cerezo, entre los escombros de la isla caribeña. / reportaje gráfico: el día

El testimonio de una joven pozoalbense, Sara Cerezo, de 27 años, conmocionó la tarde del domingo a los habitantes del municipio. Esta odontóloga forma parte de una comunidad española que se encuentra atrapada en Saint Martí, una isla del Caribe que ha sido asolada por el paso brutal del huracán Irma.

En un primer mensaje en Facebook, Sara lanzaba un mensaje de auxilio a sus contactos: "Hay que sacarnos de aquí, esto es la guerra", para explicar que "la gente se mata a tiros en cada esquina por una botella de agua, la desesperación y la locura están al límite". Además, Sara denunció que en la isla "no hay 10 muertos, hay miles y flotan cadáveres por todos lados". En ese ambiente, denuncia que "la desesperación y la locura están al límite".

La gente está desesperada, han robado armas para buscar víveres. Todo está destrozado"

Posteriormente comenzó a hacerse viral un vídeo que, a última hora de la tarde, había sido compartido cientos de veces. el Día pudo contactar con ella a última hora de la tarde de este domingo para conocer de primera mano su situación y la de la isla en la que vive y que ha sido absolutamente devastada por el paso del huracán.

Sara cuenta que, pese a estar preparados, "no éramos conscientes de lo que iba a suponer esto". Con la voz entrecortada, explica cómo sucedieron los acontecimientos: "Todo estalló y todo se fue, y después vinieron ocho horas de lucha contra el techo y los cristales", asegura Sara al otro lado del Atlántico. "Eran vientos muy superiores a 300 kilómetros por hora y yo todavía no sé cómo salimos con vida", explica. Y asegura después: "Pensábamos que todo terminaba, pero en realidad acababa de empezar".

Sobre la situación posterior al paso de Irma, Sara Cerezo dice que "la isla está destrozada, sólo hay escombros y escombros, además de disparos y ataques por todas partes". Asegura que "la gente está desesperada, han robado armas para buscar víveres". Sobre su situación y la de su grupo, Sara asegura que "no podemos dormir porque tenemos que proteger nuestras casas, por eso hacemos guardia por las noches".

Sara Cerezo nos cuenta al otro lado del teléfono que son "miles los muertos y desaparecidos, y el mar no para de devolver cadáveres". Explica que tienen "comida y agua porque habíamos hecho una reserva grande antes, pero ahora tenemos mucho miedo porque esto no es vida, es miseria y caos y sólo necesitamos salir de aquí".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios