educación

Cerco completo al 'bullying'

  • Las jornadas 'Súmate contra el Acoso Escolar' organizadas por CSIF analizan el maltrato en las aulas desde de un modo multidisciplinar

Dolores Navajas, Rosario Mérida, Elena García y Tiina Mäkelä, ayer en la inauguración de la jornada. Dolores Navajas, Rosario Mérida, Elena García y Tiina Mäkelä, ayer en la inauguración de la jornada.

Dolores Navajas, Rosario Mérida, Elena García y Tiina Mäkelä, ayer en la inauguración de la jornada. / reportaje gráfico: jordi vidal

"La prevención es la clave frente al bullying". Así de tajante se muestra la directora del programa anti-acoso finlandés KiVa del instituto Escalae, Tiina Mäkelä, una experta en esto de luchar y estudiar contra el acoso en las aulas y que ayer participó en las jornadas Súmate contra el acoso escolar. Ciberacoso en el Aula, Una perspectiva Finlandesa. Una Responsabilidad Jurídica, organizadas por CSIF. Otra de las afirmaciones rotundas que hace Mäkelä es que el acoso escolar es "grupal" y que en los estudios que ha llevado a cabo ha logrado encontrar varios roles del agresor. Así, cuenta que en este grupo están desde el que "acosa directamente", al espectador, el que apoya los hechos de manera directa y el que lo hace de manera externa. En el lado contrario se encuentra la víctima, pero también "un porcentaje de los que las ayudan", anota. Para esta profesora finlandesa, otro de los grandes retos es "aumentar ese porcentaje de personas contrarias al acoso escolar".

Pero realmente, ¿hay un perfil único del acosador?, pues según Mäkelä, no existe. No obstante, sí que comparten un rasgo común: "tienen mucho poder sobre las víctimas, que son más vulnerables", señala. Y ese poder va desde el aspecto físico, al psicológico, pasando hasta por el mero hecho de "ser popular" en el instituto. Los agresores, continúa, "aprovechan su posición más elevada y quieren más poder". En el caso de las víctimas tampoco hay un perfil unitario, pero sí que también comparten rasgos. Según Mäkelä, que es doctora en Ciencias de la Educación, todos aquellos que sufren la violencia en las aulas "tienen menos poder y son más tímidos", entre otros rasgos.

Tras llevar a cabo numerosos estudios acerca del bullying, esta experta considera que en España "siempre se buscan culpables". "La familia echa la culpa a la escuela y la escuela a la familia, pero es una responsabilidad compartida", expone. A su juicio, para evitar este tipo de actuaciones y "trabajar a posterior" hay que trabajar en "la prevención de los casos, que es lo primordial".

El objetivo de estas jornadas, que continúan hoy, es profundizar en el acoso y el ciberacoso escolar, "dos fenómenos crecientes y preocupantes que no se circunscriben a las aulas, sino que tiene un gran calado social", según expuso la responsable de Educación de CSIF, Elena García, para quien "el acoso escolar es un problema de todos, de ahí que hayamos visto muy conveniente organizar estas jornadas para transmitir la experiencia de distintos expertos sobre este problema desde el punto de vista jurídico, educativo, psicológico, sanitario, investigador y de las nuevas tecnologías". García también hizo referencia a un reciente estudio elaborado por CSIF entre los docentes de la provincia sobre este asunto con resultados como que el 52% de los profesionales consultados afirman que en sus centros se producen casos de bullying -un porcentaje que sube al 69% en Secundaria- o que el 82% de los profesores no han recibido ningún tipo de formación específica sobre el acoso escolar.

La presidenta de CSIF Córdoba, Dolores Navajas, por su parte, resaltó la calidad de los ponentes que participan en las jornadas, "hombres y mujeres que saben de lo que hablan porque hacen referencia a su día a día con un altísimo nivel de cualificación". La dirigente sindical destacó el programa CSIF Ayuda, en el que desde el sindicato se abordan distintos riesgos psicosociales, entre los que se encuentra, además del acoso escolar, el acoso sexual, las adicciones, la violencia en el trabajo o el estrés laboral.

Otra de las responsables institucionales que no faltó a la cita inaugural de estas jornadas fue la vicerrectora de Vida Universitaria y Responsabilidad Social de la Universidad de Córdoba, Rosario Mérida, quien consideró que "uno de los problemas fundamentales de las aulas es la creación de espacios de convivencia y de interacción entre iguales, para lo que es necesario respeto".

Tras la intervención Tiina Mäkelä, fue el turno del presidente de la Asociación Nacional para la Protección de los Menores en la Red, Carlos Represa, cuya intervención versó sobre el ciberbullying en el contexto escolar. La última ponencia corrió a cargo de la fiscal de la Sección de Menores de la Fiscalía Provincia de Menores de Córdoba, Yolanda Pedrajas, que analizó la responsabilidad legal de los centros educativos en estos casos, las consecuencias jurídicas de los delitos en internet y la protección jurídica ante el acoso escolar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios