Tendencias

De Nieves Álvarez a Rocío Peralta, las mejor vestidas de la gala Personaje del Año Vanity Fair

Nieves Álvarez en el photocall de la gala Personaje del Año de la revista Vanity Fair en Sevilla.

Nieves Álvarez en el photocall de la gala Personaje del Año de la revista Vanity Fair en Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Sevilla se ha convertido en el epicentro de la moda (disculpas a París y Milán). Desde que se celebrarse el desfile de Dior en la Plaza de España, firmas, diseñadores y medios internacionales han puesto el foco en la capital andaluza como punto de encuentro para la moda (más allá de la moda flamenca). A unos días que se celebre la gala de los premios Grammy Latinos (ojito a la alfombra roja), Sevilla se ha convertido en el escenario escogido por la revista Vanity Fair para su tradicional gala Personaje del Año. Icono de la moda y musa de Chanel, Carlota Casiraghi se ha convertido en la homenajeada de esta edición, muy marcada por la moda y la elegancia llevada a su punto más extremo.

Protagonista de una noche en la que la alta costura brilló por encima de protocolos y se convirtió en perfecta combinación para los majestuosos detalles de los Reales Alcázares, Carlota Casiraghi compartió protagonismo en lo que a elegancia se refiere. Con invitadas de lujo (muchas de ellas musas de estilo a nivel nacional e internacional), la gala Personaje del Año destacó por los acertadísimos estilismos de mujeres icónicas como Nieves Álvarez, Rocío Peralta o Eugenia Osborne. Analizamos sus estilismos y presentamos a las mejor vestidas de la gala Personaje del Año de la revista. 

Nieves Álvarez, falda y blusa XXL

Sólo ella es capaz de combinar una falda de capa con detalles joya con una blusa XXL y tener un lookazo. Firmado por Balmain, el estilismo de la modelo fue uno de los más aplaudidos de la gala. La presentadora de Flash moda, en lugar de apostar por un top más ceñido con el que hacer contraste con la voluptuosidad de la falda, le añade texturas con una blusa ligeramente oversize, que remata con un nudo en el frontal. Especial mención a Una forma diferente y muy elegante de llevar a otro nivel el clásico blanco y negro. Recogido bajo y maquillaje sencillo rematan su propuesta.

Rocío Peralta, todo al rojo

Las raíces flamencas de la diseñadora siempre se notan en todos sus estilismos. Con un diseño ceñido de encajes de Roberto Diz, Rocío Peralta se coronaba como una de las mejor vestidas y rompía con los convencionalismos de los looks en blanco y negro de los grandes eventos. Melena ladeada con sus ondas naturales y un labial en rojo para un estilismo en el que la personalidad de la diseñadora se ve reflejada en cada costura.

Alejandra Domínguez, de gris made in Sevilla

Con un diseño espectacular de Antonio García, la modelo e influencer se convirtió en una de las mejor vestidas. Icónico diseño de la firma sevillana, el vestido de Alejandra Domínguez cuenta con los característicos nudos en el frontal, que le dan una toque vanguardista y muy acertado al diseño. La modelo lo combina, además, con un recogido que deja su rostro despejado y un clutch en tonos malva con un detalle joya.

Teresa Baca, pedrería en negro

La periodista e influencer, con una incipiente barriguita, apostó por un diseño de Jorge Vázquez Estudio muy favorecedor. Escote off shoulder y y apertura en el frontal con una discreta capa en la parte lateral para un diseño de inspiración vintage que la periodista combina con unas sandalias de tira fina. Teresa Baca se decanta por un maquillaje más marcado, a juego con el estilismo, en el que destacan el ahumado de los ojos y el borgoña de los labios.

Eugenia Osborne, de blanco radiante

Eugenia Domínguez se decantó por un vestido cupcake de inspiración nupcial del diseñador Zé García (que ya hemos visto hace unos días en un la boda de la periodista Elena Sánchez y Roberto Domínguez). Un espectacular diseño blanco con cuello halter, cuerpo ceñido y voluminosa falda de bailarina con capas y capas de tul.

Rocío Crusset, palabra de honor

La modelo, recién llegada de Nueva York, acaparó todos los flashes con un vestido de lentejuelas nacaradas sobre fondo champagne, con escote palabra de honor, bolsillos y falda con efecto volumen con el que estaba arrebatadora. Su melena suelta y su maquillaje nude le daban el contrapunto natural a un estilismo muy glamuroso.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios