Turismo

Diez visitas increíbles para conocer Córdoba en 24 horas

  • Una decena de propuestas son las que hace el blog Interrailero, especializado en turismo urbano por España y Europa

Templo Romano de Córdoba

Templo Romano de Córdoba / Turismo de Córdoba

"Soy un sevillano apasionado de los viajes, un amante de lo urbano, de los pueblos con encanto, de los paisajes naturales de infarto y de la buena gastronomía", así se presenta Pablo, el entusiasta editor del blog Interrailero. 

Igualmente, destaca que "está especializado en turismo urbano por España y Europa, aunque la temática es muy variada y siempre abierta a nuevas experiencias".

Y entre todos esos destinos no podía faltar Córdoba, sobre la que ha publicado una guía súper útil para quienes no dispongan de más de 24 horas para visitar la ciudad califal. 

El bloguero establece como primera parada obligatoria La Mezquita-Catedral. "Como curiosidad contaros que está orientada al sur en vez de mirar a La Meca, como ocurre en la mayoría de templos religiosos árabes", advierte. Y añade que para que la experiencia sea aún más completa es absolutamente recomendable e imprescindible reservar visita guiada. 

Igualmente, anima a sus lectores a ver con calma y en su magnificencia el Alcázar de los Reyes Cristianos. Destaca que desde aquí "se pueden obtener unas vistas fantásticos del otro lado del río Guadalquivir incluyendo una panorámica de la Torre de la Calahorra y de su fantástico Puente Romano".

Y precisamente hacia allí dirige sus pasos. ¿Su recomendación? "Deja que el sol caiga lentamente sobre el Puente Romano para disfrutar de uno de los atardeceres más bonitos de toda Andalucía, aquel en el que los rayos de sol y su reflejo sobre las piedras centenarias de la construcción confluyen para deleitarte con la más de las inolvidables experiencias". 

Además, aconseja a los más más seriéfilos: "Tenéis que saber que esta construcción romana hizo las veces de puente largo de Volantis en Juego de Tronos".

Otro destino perfecto para el slow tourism es la Plaza de La Corredera. "El sol, las terrazas, los fantásticos bares de tapas, una magnífica atmósfera y comida deliciosa. No hay más que necesites en ella. Si tuviésemos que seleccionar un lugar en concreto, probablemente nos quedamos con Casa Mari Paz", apunta.

Apenas unos minutos caminando la separan del Templo Romano, cuyos laterales conducen directamente a la Plaza de las Tendillas.

El aroma de Córdoba

"A su alrededor podrás visitar algunas de las iglesias que Fernando III fundó tras la reconquista de la ciudad por los cristianos en el siglo XIII. Entre ellas destacan la Parroquia de San Nicolás de la Villa, uno de los templos más importantes de la ciudad, la Iglesia de Santa Victoria o la de San Miguel", apostilla. 

Si bien es verdad que para empaparse la esencia de Córdoba el visitante debe recorrer el barrio de la Judería. O como señalan en Interrailero, "perderse y descubrir tranquilamente las callejuelas del barrio de la Judería es una auténtica delicia. Tampoco os podéis ir sin visitar la calleja de las Flores, que sacada de una postal, destaca por sus preciosos balcones repletos de flores y macetas". 

De esta ruta floral también forman parte El Palacio de Viana y los patios cordobeses. Y de entre todos ellos, "los patios de la calle san Basilio son posiblemente los más famosos aunque no los únicos". 

La escapada a Córdoba conduce directamente a la ciudad palatina de Medina Azahara, cuya visita guiada el prescriptor aconseja encarecidamente. 

Y si el turista aún tiene tiempo y ganas puede perderse en el Museo de Bellas Artes. Aunque "quizás el más recomendable sea el Museo Julio Romero de Torres, consagrado a la obra de este famoso pintor de origen cordobés y situado en el mismo edificio que el anterior". Sin olvidar el Museo Arqueológico y Etnográfico de Córdoba

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios