Un lugar privilegiado con una cocina a la altura

Cervecería La Ballesta

Por sus tapas y su buena carta de raciones, este negocio ha iniciado con éxito su andadura

Raquel Guillén, en el local de la Cervecería La Ballesta, con algunas de sus especialidades.
Raquel Guillén, en el local de la Cervecería La Ballesta, con algunas de sus especialidades. / Juan Ayala
R. C. L.

14 de junio 2019 - 03:00

Córdoba tiene la suerte de disfrutar del paso natural del río Guadalquivir por la ciudad, dibujando un entorno idílico y que es muy propicio para dar un plus de calidad a los establecimientos hosteleros que tienen la suerte de estar ubicados cerca. Es el caso de la Cervecería La Ballesta, un negocio de nueva apertura, que apenas lleva unas semanas funcionando, pero que ha entrado con fuerza gracias a su buena propuesta gastronómica y a una ubicación privilegiada.

La Cervecería La Ballesta es la apuesta personal y profesional de José Antonio Yepes y Raquel Guillén, una pareja cordobesa que se ha lanzado a la aventura de emprender su propio negocio en un sector tan exigente como la hostelería. Pese a que apenas ha cumplido aún su primer mes de vida, su apuesta es ganadora y le ha permitido sumar adeptos desde el primer día: una ubicación atractiva y cómoda para el cliente y una cocina que está a la altura y que se puede disfrutar tanto en raciones como en tapas, uno de los grandes reclamos de esta cervecería que acaba de echar a andar.

"Nuestra idea era dar una oferta que en Córdoba cada vez se pide más por parte del cliente, que es la de tener una tapa que acompañe cada consumición", cuenta Raquel Guillén, que explica además que "nuestras tapas las elige el cliente dentro de la variedad que tenemos cada día y no suponen un incremento en el precio de la bebida".

Al margen de esos sabrosos aperitivos, la Cervecería La Ballesta cuenta con una carta de raciones sencilla pero suficiente para ofrecer al cliente alternativas según los distintos gustos. Entre sus especialidades, Raquel destaca las puntas de solomillo en salsa, la carne con tomate, los boquerones al limón, las patatas bravas (con salsa casera de receta especial) y las tostas, como la de anchoas y tomate, una de las más solicitadas por sus clientes. Una buena serie de alternativas con un denominador común, pues "todo es casero, nada de lo que usamos en nuestra cocina es precocinado y cuidamos con mucho celo que todos los platos salgan de manera adecuada".

Las tortillitas de camarones, uno de los platos estrella de esta cervecería.
Las tortillitas de camarones, uno de los platos estrella de esta cervecería. / Juan Ayala

Esa apreciable calidad en su comida no va acompañada de unos precios altos. Todo lo contrario, porque Raquel y José Antonio tiene claro que "es preferible tener mayor volumen de venta que vender caro y no llegar a la gente", además de que su filosofía es la de "adaptarnos al bolsillo de cualquier cliente normal, que es importante tal y como está la economía".

Tras la buena acogida que ha tenido la Cervecería La Ballesta en el inicio de su andadura, Raquel Guillén ya tiene en mente la evolución de su carta y de la oferta en general. El mejor ejemplo es su carta de vinos, que en apenas semanas ha ido creciendo y ya ofrece una cantidad considerable de variedades y caldos de calidad.

Abierta desde las 9:00, por lo que también es una buena alternativa para disfrutar del desayuno, la Cervecería La Ballesta cuenta con una cómoda terraza, cercana al paso del Guadalquivir y que además de una bonita estampa dibuja un lugar fresco para las noches de verano. Un marco inmejorable para disfrutar de su magnífica cocina.

Imagen de la terraza de la Cervecería La Ballesta.
Imagen de la terraza de la Cervecería La Ballesta. / Juan Ayala

Ubicación

La Cervecería La Ballesta se encuentra ubicada en la Avenida de Fray Albino, número 11.

Lo último