Remate de la temporada

Así es la final de 'Masterchef 8' para esta noche

  • Iván y Ana se presentan como favoritos con la terna de Andy, el más 'personaje' de los cinco aspirantes que llegan a la última gala, que completan la pareja de Alberto y Luna

Iván, el favorito para esta noche Iván, el favorito para esta noche

Iván, el favorito para esta noche

Lo del “pájaro muerto en lo alto del plato” sin desplumar se ha quedado en la memoria de los espectadores. Lo de aquel león comegamba era una despistada confección involuntaria de un joven participante, pero lo de Saray superó las líneas de un talent culinario, con competencia y ambición, para instalarse en un reality de provocaciones. La cordobesa llevó a MasterChef al límite, aunque ella no ha tenido la exclusividad del tono bronco que ha tenido la octava edición que cierra esta noche con la presencia del más calmado chef que vieron los siglos, Martín Berasategui (en la prueba en directo), y Joan Roca.

El mallorquín José María agrió la recta final, incluidas las entregas ya grabadas a posteriori del confinamiento, y con el pin de la inmunidad jugó a sembrar cizaña. La impotencia de no estar a la altura de los retos permitió que la justicia hiciera de las suyas y que no estuviera en la final de hoy. Tampoco estará un injusto eliminado como Fidel, expulsado indirectamente por haber sido Teresa, otra participante que se las traía, la peor de aquella noche. Y también se han quedado por el camino Michael, por mor de las intrigas de José María, y la abuela de la edición, Juani, que cuando podía también pisaba los callos ajenos.

Juani en su eliminación Juani en su eliminación

Juani en su eliminación

La sevillana-belga de Adrienne queda ya muy lejos, pero hubiera estado entre las favoritas de hoy.

Si las perspectivas se cumplen este lunes debería ser una oportunidad de lucimiento para Iván. Lo de ganar ya se verá, pero el a veces hosco gallego se ha granjeado el respecto por su actitud como compañero y sus virtudes como aspirante. Sin callarse del todo y sin ser claro en ocasiones en sus sinceridades, ha derrochado pundonor y aprendizaje.

Su principal competencia es la joven Ana, que desde una posición modosita se ha crecido en las últimas semanas, salvando con diplomacia provocaciones y malos rollos. La empresaria se ha ganado el aprecio por una bondad indiscutible además de ser buena trabajadora, que a fin de cuentas es lo que calibra mejor este talent.En un triángulo de favoritos nos quedaría Andy, el más personaje de los cinco finalistas, hecho a sí mismo con su ceño fruncido, y que nunca ha escondido sus ambiciones. El abogado madrileño se siente seguro de su nivel, lo que le ha jugado malas pasadas en noches anteriores. Dentro de su soberbia llega a caer bien a buena parte de la audiencia que le desea lo mejor. Aunque a veces no se lo hubiera merecido, como cuando dejó colgado a su equipo, condenado a la eliminación porque él quiso salvarse en lugar de sacrificarse.

Andy e Iván Andy e Iván

Andy e Iván

Y nos queda la parejita. Porque para que este MasterChef 8 se confundiera a ratos con un reality hubo un amor que ha ido creciendo en las semanas de confinamiento (los concursantes aguardan la convivencia en un piso común hasta que no son eliminados).

Alberto parece el mejor posicionado de los dos. El jugador de fútbol sala barcelonés es casi la versión masculina de Ana. Amable, conciliador, en busca de un buen ambiente, su amor por Luna nunca lo ha colocado como excusa o justificación. La canaria, todo gesticulación, angustias y prisas ante las cacerolas, ya tiene como regalo haber alcanzado la gala de esta noche. A lo largo de las semanas no ha tenido elaboraciones brillantes. Se ha ido clasificando a trompicones y entre que estuviera José María o ella, la balanza estaba clara.

Los índices de audiencia han dado la razón al atinado casting del MasterChef 8. No era un plantel de habilidosos aspirantes sino un muestrario, de lo más heterodoxo, de individualidades llamativas. Todo ello en puesto a hervir ha cuajado una edición donde además de la típica promoción turística, la exaltación gastronómica y el hacer culinario se la napó con una generosa cobertura de conflicto y estrategias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios