Belén Esteban aparece en el canal que le faltaba, La 2 ¿qué ha contado?

Entrevista

Antes de aparecer en el canal Ten con 'Ni que fuéramos Shhh', la de San Blas ha estado con Marc Giró y ha habldo incluso de sus juguetes sexuales

Belén Esteban regresa, pero a un imprevisto canal de la TDT

Mediaset repudia a Lydia Lozano: seguridad le expulsa de forma desagradable por este motivo

Belén Esteban en el programa de Marc Giró
Belén Esteban en el programa de Marc Giró / RTVE
Santi Rojas

29 de mayo 2024 - 09:03

Había un canal donde Belén Esteban, al cabo de casi 30 años de estar atada a un plató, nunca había aparecido: La 2 y ha habido un divertido programa del segundo canal que ha querido tener la visita de la llamada princesa del pueblo en sus tiempos más heroicos. Marc Giró entrevistaba este martes en Late Xou a Belén Esteban donde la actual contertulia de Ni que fuéramos Shhh, relevo de Sálvame, ha charlado de lo que más sabe: su propia vida.

La de San Blas ha estado cómplice en todo momento con Giró en la medianoche de este martes y hasta ha vuelto a mostrar su mapa de tatuajes. Hay un veterano toro que con los años en la piel parece ya "la vaca Milka".

Ni qué fuéramos Shhh llega este lunes a las cuatro de la tarde al canal Ten, por lo que los antiguos miembros de Sálvame, como Lydia Lozano o María Patiño volverán a estar cerca de los espectadores habituales. Bueno, todos no: A Terelu Campos, "ni se la espera", que es non grata según Belén Esteban. Ella al menos no le abrirá la puerta si quiere sumarse al nuevo programa producido por Fabricantes (tras disolverse La Fábrica de la Tele en su unión con Mediaset.

Con la atmósfera íntima y algo gamberra que siempre aporta el elegante Marc Giró, Belén asegura que ha adquirido juguetes sexuales a un amigo de Víctor Sandoval y son todos fantásticos. Los tiene escondidos, eso sí, que su casa es casi una estación de metro de lo concurrida que siempre está.

Ya en un tono más serie, Belén Esteban ha asegura que está cuidando mucho más su salud, que aunque no se apunte a un gimnasio ella es más de andar con las amigas. Aún tiene secuelas de la fractura que se hizo en pleno plató de Sálvame. También ha estado tratándose de un bacteria que "le inflamaba la barriga" y parece que está mejor. A sus 50 años tiene que tomar unas diez pastillas diarias, por la diabetes y algun problema de metabolismo.

Lo que le mantiene en forma es su contacto en todo momento con sus compañeros de programa y el respaldo incondicional de su marido.

Lo último