Resultados

Azure impulsa el beneficio de Microsoft un 30%, hasta los 13.893 millones

  • La plataforma de computación en la nube vuelve a erigirse como el principal activo de la compañía, con un aumento interanual del 38%

  • Sube también con fuerza su división de videojuegos

Sede de Microsoft en Colonia. Sede de Microsoft en Colonia.

Sede de Microsoft en Colonia. / Efes Kitap, Pixabay

La plataforma de computación en la nube Azure volvió a erigirse como el principal activo de futuro de Microsoft, que este martes presentó unos beneficios entre julio y septiembre de 13.893 millones de dólares (11.788 millones de euros) un 30% más que en el mismo período del ejercicio anterior.

La empresa de Redmond (estado de Washington) facturó durante los pasados tres meses -los primeros de su año fiscal 2021- 37.154 millones de dólares, por encima de los 33.055 millones anunciados en octubre de 2019. Los accionistas de Microsoft, por su parte, se embolsaron 1,84 dólares por título, frente a los 1,40 del mismo período del ejercicio pasado.

Durante los pasados tres meses, la empresa fue capaz de reducir su deuda a largo plazo, que pasó de los 59.578 millones con los que cerró el ejercicio fiscal 2020 a los 57.055 millones actuales.

Microsoft forma parte, junto con Amazon, Alphabet y Apple, entre otras, del grupo de empresas tecnológicas cuyos ingresos se han disparado como resultado de la pandemia de Covid-19 y el consiguiente incremento tanto del trabajo remoto como del ocio consumido en el hogar.

Así, aunque prácticamente todos los segmentos de negocio de la firma que dirige Satya Nadella experimentaron subidas importantes en los pasados tres meses, es la plataforma Azure, de computación en la nube, la que los lidera con un aumento interanual del 48%.

Azure, principal competidor en el mercado de Amazon Web Services, se ha visto muy beneficiada por la transición al trabajo desde el hogar, puesto que las empresas han recurrido a la nube para organizar y gestionar sus actividades lejos de la oficina.

Otro segmento que ha experimentado un crecimiento muy pronunciado ha sido el de la videoconsola Xbox y sus contenidos (30% interanual), algo a lo que ha contribuido la tendencia generalizada de los últimos meses hacia un mayor consumo de juegos como alternativa a la socialización fuera del hogar. Junto a estos, cabe destacar también las subida de Dynamics 365 (38%), Surface (37%) y Office 365 Comercial (2%).

Alianza con SpaceX y apuesta por los videojuegos

La semana pasada, Microsoft anunció una alianza con SpaceX, de Elon Musk, para conectar Azure a la red de satélites Starlink, cuyo propósito es suministrar internet de alta velocidad a nivel global. Con esta alianza, la plataforma de computación en la nube mantiene el pulso con su principal competidor y dominador del mercado, Amazon Web Services (AWS), que ya ofrece un servicio similar con competidores de SpaceX.

En septiembre, y aprovechando el aumento en la demanda de videojuegos que se está viviendo este año, la empresa sacó al mercado su propia plataforma de videojuegos en la nube, Project xCloud, que ofrece más de 150 juegos por 14,99 dólares al mes sin necesidad de tener que comprar una videoconsola Xbox física.

La apuesta por los videojuegos en la nube de Microsoft incluye títulos como Destiny 2, Gears of War 5, Grounded, Halo 5 y Minecraft Dungeons, y está disponible en 22 países, entre ellos España, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Canadá y Portugal. Al estilo de Stadia de Google, xCloud permite jugar sin disponer de un dispositivo físico específico (una videoconsola), con la voluntad de crear una suerte de Netflix de los videojuegos al que los internautas puedan acceder desde cualquier lugar y aparato siempre y cuando paguen una suscripción.

"En la próxima década, el rendimiento económico de cada negocio vendrá definido por la velocidad de su transformación digital. Estamos innovando en todos nuestros segmentos para ayudar a los clientes en cada industria a convertir el tiempo en valor, aumentar la agilidad y reducir costes", indicó al presentar las cuentas el consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella.

Los resultados de la empresa, sin embargo, no terminaron de convencer a los inversores en Wall Street, y sus acciones se dejaban un modesto 0,16% hasta los 212,85 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios