Proyecto Europeo

El agro local quiere conectar directamente con el consumidor

Los productores y los consumidores locales estarán más cerca gracias a esta iniciativa. Los productores y los consumidores locales estarán más cerca gracias a esta iniciativa.

Los productores y los consumidores locales estarán más cerca gracias a esta iniciativa.

El Clúster Smart City –una alianza de empresas e instituciones que trabajan en el desarrollo de ciudades inteligentes– ha desarrollado, junto a la Asociación Clúster de Innovación Agroalimentaria Granadino (Cinngra), un proyecto europeo para la puesta en marcha de una tienda online de productos agroalimentarios que permita conectar de forma directa, sin intermediarios, a los consumidores con los productores locales. 

El proyecto, denominado ‘Camarg’, cuenta con la participación de entidades de Italia, Francia y Croacia, además de España, y persigue relacionar entre sí a pequeños productores e industriales agrícolas y alimentarios para fomentar su competitividad frente al modelo de mercado de grandes centros comerciales, ofreciendo productos frescos, de origen reconocible y con el “mínimo de transporte posible” desde el campo a la mesa, lo que contribuye a la reducción de la huella de carbono, según explican desde el Smart City Clúster en una nota.

Smart City Clúster y Cinngra han desarrollado y testado este proyecto en el poniente granadino y área de Granada y zona metropolitana, si bien se contempla “extenderlo a productores y comarcas no sólo andaluzas, sino españolas y europeas”.  La tienda on line, llamada también ‘Cinngra’, se basa en la filosofía de kilómetro cero, de consumo local de producto local y de “mínimos canales de comercialización en favor de una relación directa entre consumidor y productor local”.

Según explican desde Smart City Clúster, los socios europeos del proyecto han constatado el “éxito” de la plataforma en cada una de las experiencias pilotos desarrolladas en comarcas de sus respectivos países. En el caso de Andalucía, se ha observado una reactivación en las áreas rurales de Camarg tras hacer “más fácil” a los productores locales la venta de sus productos, con una mejor posición en el mercado y aumento de su visibilidad. A la vez, los consumidores reciben, de forma sencilla en un único portal web, productos locales, “frescos y de calidad”.

En la actualidad, las entidades asociadas se plantean cumplir con los objetivos fijados de hacer sostenible el proyecto y continuar trabajando en las tiendas ‘on line’, con mejoras adicionales, y con la posibilidad de “difundir y transferir la metodología y su funcionamiento a otras regiones europeas de acuerdo con el principio de compartir buenas prácticas”.