EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

28F: Día de Andalucía

Paisaje, patrimonio y gastronomía en la dehesa

  • Villanueva de Córdoba está rodeada por un entorno natural único e ideal para ser disfrutado en estos días primaverales.

Paisaje, patrimonio y gastronomía en la dehesa. Paisaje, patrimonio y gastronomía en la dehesa.

Paisaje, patrimonio y gastronomía en la dehesa. / Archivo

Desde Villanueva de Córdoba surgen infinidad de rutas con las que disfrutar durante el fin de semana del Día de Andalucía junto con la oferta patrimonial y gastronómica del municipio. Te proponemos varias opciones.

La dehesa

Todo el entorno de Villanueva de Córdoba es dehesa. Puedes recorrerla a pie, en bicicleta, a caballo e incluso en coche realizando distintas paradas para observar el paisaje. Desde Villanueva de Córdoba parten infinidad de vías pecuarias que te adentran en el bosque de encinar más extenso del mundo. Es seguro que disfrutar observando las principales especies ganaderas: ovejas, vacas y cerdos ibéricos, pero con un poco de suerte es relativamente fácil disfrutar del vuelo de rapaces como los milanos, ratoneros, buitres e incluso algún águila calzada, real e incluso imperial. La dehesa es muy diversa en población e aves, y en determinadas zonas son muy abundantes las abubillas, los arrendajos, las palomas torcaces y otras especies como el cuco, que ahora está en plena exposición de sus cantos. Si discurres por la dehesa en silencio es posible que puedas divisar ciervos e incluso algún zorro. Por eso, te recomendamos calzado cómodo, prismáticos y respeto por el entorno. Más allá de la biodiversidad de la dehesa, en este paisaje se puede disfrutar de las paredes de piedra, de las construcciones tradicionales y de los roquedos de granito que aparecen dispersos entre las encinas.

Los encinares rodean la localidad, donde es fácil encontrar ejemplares de cerdo ibérico. Los encinares rodean la localidad, donde es fácil encontrar ejemplares de cerdo ibérico.

Los encinares rodean la localidad, donde es fácil encontrar ejemplares de cerdo ibérico. / Archivo

Patrimonio y gastronomía

Villanueva de Córdoba cuenta con un casco histórico típicamente vinculado a la arquitectura popular de Los Pedroches, en el que se alternan el granito y la cal, con una plaza de España presidido por la Iglesia de San Miguel, del siglo XVI, donde se eleva una gran torre de granito. En el mismo espacio se encuentra la antigua Audiencia, también del siglo XVI, un edificio que constituye uno de los mejores ejemplos de arquitectura granítica de Los Pedroches. Junto al Ayuntamiento, antiguo pósito, se encuentra el refugio, un espacio que fue vital durante la guerra civil que hoy se ha reconvertido en espacio cultura de atractiva arquitectura. Además de esta oferta, es ideal completar el fin de semana con una visita al Museo de Historia Local, donde se puede constatar el rico pasado de Villanueva de Córdoba, una localidad asentada en un espacio que está poblado desde la Prehistoria. Y con el patrimonio, la gastronomía. El viajero no se puede venir de Villanueva de Córdoba sin probar todo el patrimonio culinario vinculado con el cerdo ibérico, que está presidido por el jamón 100% ibérico de bellota protegido por la Denominación de Origen de Los Pedroches. Carnes frescas, embutidos, mocilla, lomos de orza, molondrosco, lechón frito… son manjares imprescindibles, a los que se puede sumar la rica repostería encabezada por las rosquillas con miel o platos más ligeros como el salmorejo jarote, una sopa fría que hunde sus raíces en la Edad Media.

Además, al mediodía del Día de Andalucía, habrá migas tostás para todos los que se acerquen al Paseo de Andalucía, junto al Museo de Historia Local, donde además se celebrará una gimkana vinculada a la historia.

Los productos del cerdo ibérico también forman parte del paisaje de Villanueva. Los productos del cerdo ibérico también forman parte del paisaje de Villanueva.

Los productos del cerdo ibérico también forman parte del paisaje de Villanueva. / Archivo