Sociedad

La última misión del 'Discovery'

  • El histórico transbordador espacial, el más antiguo de este tipo de vehículos, emprenderá hoy un viaje de once días con el que se despedirá del servicio prestado a la NASA durante más de 25 años

El Discovery se despide. El histórico transbordador espacial estadounidense saldrá hoy a las 19:52 GMT (20:52, hora española) en la que será su última misión tras un largo período al servicio de la Agencia Espacial estadounidense (NASA).

El lanzamiento del Discovery estaba originalmente previsto para el lunes, pero fue pospuesto dos veces después de que los ingenieros encontrasen una fisura en el casco, según comunicó la NASA. La fisura podría provocar la fuga de helio y nitrógeno de la cápsula del motor.

El Discovery, el más viejo de los vehículos de transporte de la flota espacial, fue construido en 1979 y su primer lanzamiento se llevó a cabo en 1984. Su último vuelo se produce en el momento en el que la NASA comienza a retirar estos vehículos para transferir poco a poco los vuelos regulares al espacio a compañías comerciales.

Tras la misión de 11 días que llevará a cabo, la joya de la corona de la flota aeroespacial habrá estado en el espacio un total de un año a lo largo de toda su vida, algo que lo convierte en el aparato que más vuelos ha realizado y más tripulación ha llevado.

Y es que el Discovery ha hecho historia más de una vez. Fue el primero en volver a volar después de que los transbordadores Challenger y Columbia sufrieran accidentes, colocó en órbita el célebre telescopio Hubble, protagonizó el primer encuentro entre aparatos de EEUU y la estación espacial rusa MIR y voló en las primera y última misiones con transbordador para el cambio de tripulación de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Será, oficialmente, el primer vehículo de este tipo en ser retirado del servicio. El Atlantis podría haber sido el último en realizar una misión de vuelo de estas características, sin embargo, permanecerá a la espera por si acaso tuviese que hacerse un rescate. También podría volver a operar si tuviera que sumarse al programa de transbordadores un nuevo vuelo, como espera la NASA.

Con este lanzamiento, el Discovery llevará a la ISS la última de las piezas principales a cargo de EEUU, junto a un cargamento de suministros, entre ellos un robot humanoide, Robonaut 2 (R2), el primero de estas características que se lleva al espacio.

Al contrario que el protagonista de La Guerra de las Galaxias, R2 tiene brazos y cabeza, aunque no piernas, y será usado para investigar la actuación de los robots en condiciones de gravedad cero, con el objetivo eventual de ayudar a los humanos o reemplazarlos en labores complicadas.

La nueva sala que se ensamblará en la parte estadounidense de la ISS ha sido construida por la Agencia Espacial Italiana. Un modelo similar pero más pequeño ya estuvo en el espacio como módulo Leonardo. La NASA lo transformó en una zona de almacenamiento de la estación, el Módulo Permanente Multifunciones de Logística, que también podrá ser usada como sala para experimentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios