Semana Santa

La vida de Jesús vista en miniatura

  • Antonio Parras ha montado en la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción una exposición con escenas de la infancia y pasión de Cristo

Antonio Parras posa delante de la exposición. Antonio Parras posa delante de la exposición.

Antonio Parras posa delante de la exposición. / reportaje gráfico: Juan Ayala

Varios pasajes de la infancia y pasión de Jesús se pueden descubrir a través de miniaturas en la exposición que la parroquia de Nuestra Señora de la Consolación acoge hasta el Domingo de Ramos. El coleccionista Antonio Parras Rojas es el encargado del montaje de esta exposición que se puede ver de lunes a domingo en horario de 11:30 a 14:00 y de 18:00 a 20:00.

En total los visitantes podrán ver ocho escenas; tres posteriores al nacimiento de Jesús y cuatro de su pasión para culminar en la resurrección. En concreto, se trata de la presentación en el templo, la casa de Nazaret (cuando Jesús tenía seis años) y cuando se pierde en el templo y lo hallan entre los doctores. Por otra parte, la exposición sigue con la entrada triunfal en Jerusalén, la oración en el Huerto de los Olivos (Getsemaní), el monte Calvario, el traslado al sepulcro y la resurrección, donde se muestra el sepulcro ya vacío.

Aprovechando la estructura del belén -que se ha exhibido hasta principios de febrero en la parroquia-, Parras ha montado estas ocho escenas que cuentan con unas 150 figuritas. Hace unos siete años que este coleccionista empezó con esta iniciativa que ya ha pasado por lugares como el Jardín Botánico, en San Hipólito o el Centro Parroquial Carmen Márquez Criado (donde estuvo el pasado año).

Parras ya piensa en el año que viene, cuando tiene previsto armar, en un formato mayor, la pasión completa y parte de la vida pública de Jesús. "Va a ser algo único", indica. Para ello ya ha encargado las figuras al imaginero cordobés Manuel Luque Bonillo.

Esa exposición incluirá, según el coleccionista, el bautismo de Jesús, las tentaciones en el desierto, el encuentro con la samaritana, la resurrección de Lázaro, las bodas de Caná y, por otro lado, el sermón de la montaña y la pasión completa. Parras ha tenido que hacer una inversión importante ya que las figuras que ha encargado le han costado 1.900 euros. El imaginero empezará a trabajar en ellas después de Semana Santa, por lo que es posible que estén listas el próximo verano "con vistas a la Cuaresma de 2019".

"Escenas de la pasión no las pone nadie, aunque hay algunos pueblos que hacen dioramas pero esto no tiene nada que ver con lo que yo hago, que es todo en un escenario", aclara. Sí hay más afición a los pasos en miniatura, reproducciones de los que salen en Semana Santa.

Cuando era niño, Parras visitó una exposición de la pasión de Jesús organizada por la antigua Asociación Belenista de Córdoba en la iglesia de San Pablo. "Aquello se me quedó grabado y como además soy cofrade, poco a poco he ido comprando figuras y aficionándome a esto", señala.

El coleccionista explica que, aunque la mayoría son compradas, hay figuras de belén que se pueden adaptar para que sirvan de relleno en la pasión y otras que él mismo transforma. Su colección está formada por alrededor de 3.000 piezas. Por otra parte, la ambientación de sus montajes la realiza él mismo, es decir, construye los escenarios (elementos arquitectónicos y vegetales) sobre los que luego ubica los pasajes de la vida de Jesús.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios