Cofradías

Las hermandades de Córdoba reducen la Semana Santa 2021 a actos "en el interior de los templos"

  • La decisión sobre las procesiones queda en manos del Obispado y del Ayuntamiento

  • Los representantes de las cofradías de Andalucía se han reunido este miércoles en Sevilla

La hermandad del Amor en el Domingo de Ramos de 2019. La hermandad del Amor en el Domingo de Ramos de 2019.

La hermandad del Amor en el Domingo de Ramos de 2019. / Juan Ayala

Córdoba alarga la decisión sobre la salida de las procesiones de la Semana Santa de 2021 tras la reunión mantenida este miércoles entre el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo; el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, y la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, con representantes de las cofradías de toda la comunidad autónoma en Sevilla. 

Así, aunque la suspensión de las procesiones todavía no se ha acordado, las hermandades de Córdoba llevan semanas estudiando alternativas. Y la línea de trabajo que gana enteros tras la reunión es reducir la Semana Santa a actividades “en el interior de los templos”, según un escueto comunicado difundido a última hora de la tarde por las Agrupación de Hermandades y Cofradías. Otra línea de trabajo consiste en promover “actuaciones de formaciones musicales, principalmente en espacios abiertos y aforados”.

El programa debe ser supervisado por la Delegación de Salud, que “velará por el cumplimiento de las normativas vigentes en cada momento sobre aforos y horarios”, según la Agrupación.

Por tanto, a día de hoy, la decisión sobre la suspensión de las procesiones queda en manos del Obispado y del Ayuntamiento, como ya han insistido desde el órgano de gobierno de las cofradías. La reunión de Sevilla abordó básicamente la situación como consecuencia de la pandemia y con los datos previstos, según informó la Junta, que no quiso aportar más detalles sobre si se aconsejó la suspensión de las estaciones de penitencia.

Tampoco las cofradías cordobesas quisieron incidir en este punto, pero la Unión de Hermandades de Jerez de la Frontera, presente en la reunión, sí desveló que la Administración autonómica no aconseja actividades que conlleven la masificación de público en las calles a finales de marzo y abril por la evolución de la crisis del covid-19. Se trata de la fecha exacta de la Semana de Pasión, por lo que todo apunta a una suspensión de las procesiones también en Córdoba, como se ha decidido en Sevilla, Granada y Cádiz. En Jerez, hablan ya de una Semana Santa “estática”.

La presidenta de la Agrupación, Olga Caballero, ya había avanzado que en el último pleno de hermandades, celebrado el 11 de enero, habían surgido dos propuestas en Córdoba. La primera, la celebración de un acto litúrgico en la Mezquita-Catedral cada día de la Semana Santa con representación de las hermandades penitenciales de esa jornada y sin cortejo, una idea que surge desde el Obispado de Córdoba y que habría que compatibilizar con los actos programados por cada cofradía.

La segunda se trata de la celebración de “una pequeña estación de penitencia” desde la sede canónica de la Hermandad de la Buena Muerte hasta la Mezquita-Catedral. El debate para mejorar estas propuestas y la decisión final se podría conocer el próximo 3 de febrero, con la celebración del pleno de hermandades. Sin embargo, ahora también dependerá de la reunión que sostengan con las otras hermandades y la Junta a finales de enero.  

Tras el anuncio de la suspensión de procesiones en Sevilla, Granada y Cádiz el pasado mes de diciembre, la previsión de otras suspensiones en las provincias andaluzas, incluida Córdoba, se mantiene y es lo que se espera que sea comunicado en los próximos días. 

Un año más, sin la tradicional Semana de la Pasión significaría un duro golpe para el sector cofrade y un impacto socioeconómico importante para la provincia. Y es que en Córdoba la celebración de procesiones deja alrededor de 40 millones de euros al año, según los datos de la propia Junta de Andalucía. 

Ya el alcalde de Córdoba, José María Bellido, había confirmado en diciembre que independientemente de la decisión que se tomase (que se esperaba este 13 de enero), se iniciaría “el dialogo y el trabajo con la Agrupación de Hermandades y Cofradías para que los cordobeses puedan disfrutar del patrimonio cofrade y del trabajo que desarrollan las corporaciones en las condiciones que permita la situación sanitaria durante la Semana Santa”.

Por su parte, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, había hecho un llamamiento a las celebraciones litúrgicas propias de la Semana Santa, siempre teniendo en cuenta las restricciones que fije la norma sanitaria, que también podría sufrir una nueva modificación toda vez que el comité de expertos que asesora al Gobierno andaluz se reúna este viernes a evaluar los últimos datos de la tercera ola de pandemia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios