Semana Santa

Palmas, niños y tambores para una jornada triunfal

  • Las hermandades de la provincia protagonizan un arranque de lujo para la Semana Mayor

TODO un lujo en las calles de la provincia. Las cofradías sacaron ayer en procesión sus pasos, en un Domingo de Ramos espléndido en el que los principales protagonistas fueron, sin duda, los niños, que participaron en los coloridos cortejos procesionales. Desde Pozoblanco a Peñarroya-Pueblonuevo y desde Puente Genil a Palma del Río, las hermandades llenaron de luz las calles de la provincia.

Cabra

Sin duda, la primera jornada de la Semana Mayor en Cabra cuenta, además, con el plus de poder paladear el cortejo penitencial de cuatro hermandades en las calles. Quizás este espíritu de superación haya sido el responsable de que el Domingo de Ramos se haya convertido durante los últimos tiempos en una de las jornadas de referencia del centro de Andalucía. Los portones del convento de las Agustinas inauguran cada año la Pasión con la salida de la Pollinita, cofradía de barrio que ha crecido como la espuma en los últimos tiempos consiguiendo que un humilde paso llevado sobre ruedas se haya convertido en un verdadero barco barroco que este año incorpora cuatro nuevas imágenes. Además, ayer se celebró la conocida como Noche de Ramos. Desde mediados de los 90 son tres las cofradías que realizan su estación de penitencia en la segunda parte de la jornada. La más veterana, la de la Oración en el Huerto, pudo, puede y podrá presumir de un gusto exquisito. De ello se contagiaron las otras dos corporaciones con su llegada al día. El palio azul de la Misericordia y el original grupo escultórico del Lavatorio completan un inicio exquisito para una Semana Santa que desde 1989 posee la declaración de Interés Turístico Nacional.

Lucena

La cofradía de Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén también deslumbró en Lucena ayer por la tarde; la hermandad salió a las 18:00 desde el templo de San Mateo. Esta cofradía fue la encargada de inaugurar la tarde del Domingo de Ramos en Lucena, ya que apenas hora y media de su salida fue el turno de la cofradía Nuestro Padre Jesús de la Agonía Orando en el Huerto, María Santísima de la Estrella y San Inocencio Mártir. Tras ella, y con apenas un cuarto de hora de diferencia, la atención cofrade de Lucena se desvió hasta la iglesia del antiguo convento de las Filipensas, desde el que salió la hermandad de nazarenos del Sagrado Encuentro, Nuestro Padre Jesús de la Bondad, María Santísima del Divino Consuelo, San Juan Evangelista y San Felipe Neri.

Priego de Córdoba

Un año más, las puertas de la iglesia de San Pedro se abrían en la mañana del Domingo de Ramos prieguense. La plaza de San Pedro recibía las imágenes de Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén y María Santísima de la Encarnación, Madre de los Desamparados, conocida popularmente como La Pollinica. Cientos de niños se convertían en los verdaderos protagonistas de esta estación de penitencia. La banda de tambores infantil, junto a la cruz de guía, era la encargada de abrir el cortejo a lo largo de su itinerario habitual, acompañada de un reguero de vecinos. Junto a los niños, la banda de tambores de la hermandad y la Banda Sinfónica Soledad Coronada, junto a la Virgen, completaban el acompañamiento musical de este desfile. Y tras la mañana dedicada a los más pequeños, caída la tarde, el turno era para la hermandad de Nuestro Padre Jesús en la Oración en el Huerto y María Santísima de la Paz, la agrupación más joven de la localidad, fundada en 2004. Desde la iglesia de las Mercedes, los dos titulares realizaban la salida, con precisión y habilidad, debido a la estrechez de la puerta del templo. Tras el paso de misterio, la Virgen de la Paz, que junto a la marcha de la Asociación Banda de Música de Loja realizaba su estación de penitencia, bajo la admiración de hermanos y devotos.

Baena

También en este municipio de la comarca del Guadajoz fueron los niños los protagonistas. En lo más alto de la Almedina, la iglesia de Santa María la Mayor fue un hervidero de personas, donde las dulces y, en ocasiones, chillonas voces de los pequeños se entremezclaban con el toque, una veces torpe y otras digno de admiración, de los más incipientes judíos. Un año más, el desfile procesional lo abrió un nutrido grupo de romanos de todas las cofradías cuyas marchas en nada tienen que envidiar a los de mayor edad, seguidos de un numeroso grupo de diminutos judíos cuya mezcolanza de colas blancas y negras llena de belleza y originalidad esta emotiva mañana, y tras ellos la vistosidad y algarabía de colores del resto de hermandades.

Puente Genil

La cofradía de Nuestro Padre Jesús en su Triunfal Entrada en Jerusalén y María Santísima de la Estrella salió a las 18:00 de la parroquia de San José, recorriendo la avenida Manuel Reina, Susana Benítez, Paseo del Romeral, Aguilar, Veracruz, Adriana Morales y Paseo del Romeral, hasta que regresó al templo a las 22:00. Desde la salida hasta el Paseo del Romeral desfilaron las figuras de la Corporación Bíblica Los Defensores de Israel delante del paso de María Santísima de la Estrella. La presencia de la Borriquita en Puente Genil es, sin duda, uno de los grandes alicientes para los niños, que tienen en este paso a uno de sus preferidos. Tras el encierro, el interés de la jornada se trasladó a la plaza del Calvario, donde tuvo lugar la séptima y última subida de la Corporación del Imperio Romano, un acto que suele entenderse como gran preludio de la Semana Santa y que suele despertar un gran interés por ser uno de los más multitudinarios de cuantos se celebran.

Montilla

Puntual, la procesión de la Borriquita salía a mediodía del santuario de María Auxiliadora, anexa al colegio de los Salesianos. Son los alumnos quienes portan la imagen de Jesús en su entrada triunfal a Jerusalén, muy colorida sobre un prado de flores amarillas. Los más pequeños, vestidos de hebreos con túnicas blancas, acompañaron a la imagen en su recorrido por las calles del centro con palmas y ramas de olivo, mientras otros vendían caramelos. En la comitiva no faltó el profesorado del centro educativo casi al completo, con largas palmas que antecedían el paso. La nota musical la puso la banda de Jesús Preso. Por la tarde, de la recién reabierta parroquia de Santiago salió la hermandad de la Juventud, que este año ha lucido el bordado en oro del respiradero finalizado. En la comitiva se suceden los niños vestidos de esclavina y los penitentes con cubrerrostros morados. El momento más intenso de la procesión tiene lugar en el paseo de Cervantes, donde se rememora el momento de la presentación al pueblo que representa el misterio.

Montoro

La cofradía de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén y María Santísima del Amor y la Paz, popularmente conocida como La Borriquita, hizo ayer uno de sus sueños realidad. Su Dolorosa, bendecida en 2011, procesionó llevada por mujeres costaleras, por las calles del barrio montoreño del Retamar. Ya a la caída de la tarde la cofradía del Cristo de las Penas trasladó la Imagen de su crucificado, pequeña obra anónima de estilo manierista del siglo XVI desde la parroquia del Carmen, donde recibe culto, hasta la iglesia de Santa María de la Mota, donde esperará hasta su salida el próximo Miércoles Santo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios