• La ciudad se vuelve a echar a la calle un día más de la Semana Santa sin estaciones de penitencia por el covid para visitar, en esta ocasión, a las imágenes de la Soledad, la Conversión, el Descendimiento, la Expiración, el Santo Sepulcro y los Dolores.

  • Estas son las imágenes del Viernes Santo en Córdoba

Semana Santa

Córdoba vuelve a coger su cruz en Viernes Santo para seguir a Jesús

Un grupo de personas observa a la Virgen de los Dolores y al Cristo de la Clemencia. Un grupo de personas observa a la Virgen de los Dolores y al Cristo de la Clemencia.

Un grupo de personas observa a la Virgen de los Dolores y al Cristo de la Clemencia.

Juan Ayala

Escrito por

· F. J. Cantador

Redactor

En otro tiempo, libre de coronavirus y de la amenaza de lluvia, el Viernes Santo de 2021 tendría que haber sido el de la primera salida procesional de la Hermandad de la Soledad desde la parroquia franciscana de Santa María de Guadalupe, a la que se trasladó desde la de Santiago en busca de futuro mejor en forma de crecimiento. También, en otro tiempo, libre de coronavirus y de amenaza de lluvia, el Viernes Santo de 2021 habría sido el primero en el que La Conversión hubiera realizado su primera estación de penitencia con su misterio al completo. La imagen de Gestas, obra de Pedro García Velasco, cerró el pasado junio la representación de la Conversión del Buen Ladrón. Al Cristo de la Oración y la Caridad, que realizó el mismo autor en 2014, se sumó posteriormente San Dimas, el buen ladrón y seis años después de la primera presentación, se consumó el misterio completo con la presentación del mal ladrón.

Además, la cofradía de Electromecánicas ya tenía que haber vivido el Viernes Santo de 2020 un día histórico.  Estaba escrito que la Conversión debía ese Viernes Santo cumplir su anhelado sueño de realizar su primera estación de penitencia en la Semana Santa de Córdoba, -hasta ahora procesionaba el Sábado de Pasión- pero la crisis por el coronavirus, ese virus del demonio, lo impidió. Y también extendió el dolor y la frustración por las cofradías del resto de la jornada, las de la Buena Muerte, la Soledad, la Expiración, el Descendimiento, el Santo Sepulcro y los Dolores. Ese Viernes Santo las corporaciones lo vivieron con originalidad a través, sobre todo, de celebraciones en las redes sociales. Este año, al igual que el resto de los días de la Semana Santa 2021, las hermandades han expuesto sus imágenes para que Córdoba se eche a la calle y recorra los templos dibujando momentos únicos de fe, devoción y oración.

Si para la Iglesia Católica el Jueves Santo es el día del amor fraterno, el Viernes Santo es el día en el que cada cual debe asumir su Cruz, eso que le sobrepasa en la vida, eso que le hace sufrir, pero no con resignación, sino con la valentía con la que al final Jesús asumió la suya camino del Gólgota. El Viernes Santo es una de las más representativas y profundas conmemoraciones del cristianismo. Es el quinto día de la Semana Santa y en él se recuerda la crucifixión y muerte de Jesús de Nazaret. En este día, la Iglesia Católica manda a sus fieles guardar ayuno y abstinencia de carne como penitencia. Otros grupos cristianos —como ortodoxos, anglicanos, luteranos, metodistas y ortodoxos orientales— también recuerdan esta fecha.

Hermandad de La Soledad. Hermandad de La Soledad.

Hermandad de La Soledad. / Miguel Ángel Salas

Pero volvamos a la veneración en los templos. La Soledad, la Expiración y los Dolores cumplen con este su tercer año sin procesionar. El covid lo impidió en 2021 y 2020 y la lluvia lo hizo en 2019, pero no hay nada que ponga freno a la fe, a la devoción, y ¿por qué no decirlo? a la tradición. En el caso de la Soledad, las puertas de Santa María de Guadalupe se han abierto desde primera hora de la mañana para que un reguero de fieles haya visitado a esta soberbia imagen obra del imaginero sevillano Luis Álvarez Duarte, realizada en 1975, una imagen que unos años más tarde, en 1980, tuvo que ser restaurada como consecuencia del incendio que se produjo en la iglesia de Santiago Apóstol, anterior sede canónica de la hermandad. Además, en la parroquia franciscana se han vivido la celebración de la pasión del Señor, el acto penitencial de la cofradía y la adoración a la Santa Cruz.

Hermandad de La Conversión. Hermandad de La Conversión.

Hermandad de La Conversión. / Miguel Ángel Salas

En el año 2003, un grupo de niños y niñas de entre 9 y 13 años del Colegio Mirasierra (Parque Azahara) comenzaron a reunirse los miércoles por la tarde junto a un "profesor cofrade", Rafael Dorado Gutiérrez, para aprender todo lo que pudieran sobre la Semana Santa. Dicho grupo se organizaba mediante una estructura muy parecida a la de una hermandad, contando con escudo propio, normas por las que regirse, e incluso cargos como el de presidente, vicepresidente, secretario, tesorero, prioste, vocal de Penitencia, de Cultura... Con el tiempo, los padres de esos niños comenzarían a involucrarse en este taller cofrade, comenzando a organizarse visitas a talleres de dorado, talla, imaginería, e incluso a hermandades de Córdoba y de otras provincias andaluzas. 

En este contexto, surgió un grupo de feligreses que propusieron a dicho taller la misión de despertar la devoción que se le tenía en la barriada de Electromecánicas a la imagen de Nuestra Señora del Rosario, titular de la iglesia del mismo nombre. Este es el germen de La Conversión, cofradía que ha expuesto en veneración a sus titulares a lo largo de toda la jornada en la iglesia del Rosario. En el templo de Electromecánicas también se ha celebrado en la intimidad un acto litúrgico de La Palabra y el rezo del Vía Crucis.

Hermandad del Descendimiento. Hermandad del Descendimiento.

Hermandad del Descendimiento. / Miguel Ángel Salas

Existe constancia de la existencia de una cofradía penitencial con el título de Descendimiento de la Cruz erigida en la iglesia conventual de San Pablo en el año 1578, aunque a finales de este siglo XVI ya había desaparecido. El paso del Descendimiento vuelve a estar presente en la ciudad a partir de 1911. Un paso que otro Viernes Santo no se ha podido ver por las calles, como alternativa su cofradía ha preparado un acto de veneración de sus titulares en la iglesia de San José y Espíritu Santo. No ha faltado el rezo del Ángelus ni el del Santo Rosario, tampoco los Santos Oficios en la que es la iglesia del Campo de la Verdad. Como en el resto de templos, son muchos los que han inmortalizado el día a través de fotografías hechas con teléfonos móviles. Además, en la iglesia de San José y Espíritu Santo también se han escuchado saetas dedicadas al Santísimo Cristo del Descendimiento y a Nuestra Señora del Buen Fin.

Hermandad de la Expiración. Hermandad de la Expiración.

Hermandad de la Expiración. / Juan Ayala

En el año 1903 se terminaron los trabajos de restauración de la Iglesia de San Pablo que había impulsado el claretiano Antonio María Pueyo. El domingo 23 de agosto de 1903 se produce la inauguración del remozado templo. Unos meses después de la apertura del templo al culto, el Padre Pueyo colocaba la talla del Santo Cristo de la Expiración. Pidió autorización al obispo de Córdoba para el traslado de la imagen y el 22 de marzo de 1904, este se lo concedió. Este es el germen de la cofradía de la Expiración, que ha organizado para el Viernes Santo de 2021, además de la exposición en veneración de sus titulares -el Cristo de la Expiración, María Santísima del Silencio y Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos Coronada-, el rezo del Santo Rosario, los Santos Oficios y el Sermón de las Siete Palabras.

Hermandad del Santo Sepulcro. Hermandad del Santo Sepulcro.

Hermandad del Santo Sepulcro. / Juan Ayala

Desde sus orígenes en el último tercio del siglo XVI hasta la exclaustración de 1835 la cofradía del Santo Sepulcro se encuentra ligada a los carmelitas de la antigua observancia. Una hermandad que para el Viernes Santo 2021, además de la exposición para veneración de su titulares -Nuestro Señor Jesucristo del Santo Sepulcro y Nuestra Señora del Desconsuelo en su Soledad-, en la iglesia de la Compañía ha celebrado la Pasión de Nuestro Señor y el santo Vía Crucis.

Hermandad de los Dolores. Hermandad de los Dolores.

Hermandad de los Dolores. / Juan Ayala

A lo largo del último cuarto del siglo XVII y primeros lustros del siguiente, se desarrolla en la ciudad la devoción a Nuestra Señora de los Dolores. A finales del siglo XVII Juan Salvador Amo solicita al general de los Siervos de la Virgen María la fundación de una congregación bajo el título de Nuestra Señora de los Dolores en la iglesia del hospital de pobres incurables de San Jacinto.

Desde entonces, ya ha llovido y nadie en la historia de la corporación alcanzaría a pensar lo que ha sucedido estos dos últimos años, en los que no se han vivido esa mágica estación de penitencia en la que la Virgen de los Dolores y el Cristo de la Clemencia van acompañados por centenares de nazarenos de túnica negra, cubrerrostro negro y cirio blanco, en el tramo de Virgen ,y cirio color tiniebla, en el tramo del Cristo. En esta ocasión la hermandad de la Señora de Córdoba ha suplido su estación de penitencia con la celebración de los Santos Oficios en la iglesia de San Jacinto y un acto penitencial interno, mientras que han sido centenares y centenares, al igual que en ha ocurrido con el resto de cofradías, los que han visitado para venerar al Cristo de la Clemencia y a la Virgen de los Dolores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios