"No puedo parar: creo que soy adicto al chocolate"

Explora la relación entre el chocolate y la salud, y desentrañar algunos de los mitos que lo rodean

El chocolate que engorda menos

«No puedo parar: creo que soy adicto al chocolate»
«No puedo parar: creo que soy adicto al chocolate»
Raquel Narbona Valiente

13 de septiembre 2023 - 07:00

El chocolate, ese delicioso manjar que ha conquistado paladares en todo el mundo, ha estado en el centro de varios debates sobre su impacto en la salud. Con el Día Internacional del Chocolate a la vuelta de la esquina, es el momento perfecto para explorar la relación entre el chocolate y la salud, y desentrañar algunos de los mitos que lo rodean.

Beneficios del chocolate negro

El chocolate, en particular el chocolate negro, ha sido objeto de atención en la investigación científica. Los estudios han sugerido que el cacao, el ingrediente principal del chocolate, es rico en polifenoles como flavonoides y procianidinas, lo que le otorga propiedades antioxidantes, antiplaquetarias y antiinflamatorias. Alicia Aguilar, profesora de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, señala que estos componentes pueden tener efectos beneficiosos en la salud cardiovascular.

Además, algunas investigaciones sugieren que el consumo de chocolate negro podría mejorar la función cognitiva y el rendimiento cerebral. Los científicos han descubierto que los flavonoides presentes en el cacao podrían tener un impacto positivo en la memoria y el procesamiento de la información visual.

El contexto importa

Sin embargo, es esencial recordar que ningún alimento debe evaluarse de forma aislada. La salud se ve influenciada por patrones dietéticos y un estilo de vida en general. Alicia Aguilar subraya que es importante considerar los beneficios de un alimento en el contexto de una dieta equilibrada.

Además, la mayoría del chocolate consumido no es cacao puro, sino que contiene otros ingredientes que pueden no ser favorables para la salud. María José Acebes, neuropsicóloga y profesora colaboradora de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, destaca que el chocolate negro, con una alta concentración de cacao, es preferible debido a su mayor contenido de polifenoles.

Chocolate y estrés: un placer temporal

Es común recurrir al chocolate en momentos de estrés, buscando consuelo en sus sabores indulgentes. Sin embargo, Manuel Armayones, psicólogo y director de desarrollo del eHealth Center de la UOC, advierte contra esta práctica. El estrés a menudo nos lleva a consumir alimentos ricos en grasas y azúcares como una forma de aliviar la ansiedad, pero esta satisfacción es efímera y no aborda las fuentes reales del estrés.

El chocolate no debe utilizarse como una especie de medicamento para el estrés, ya que esta estrategia puede contribuir a una dieta poco saludable. Un estudio realizado en Finlandia reveló que las personas que comen en situaciones de estrés tienden a consumir alimentos poco saludables, como chocolates y pizzas.

Posible efecto en el ánimo

Se ha especulado sobre el posible impacto del chocolate en el estado de ánimo debido a su contenido de compuestos como los flavonoides, que podrían influir en la producción de neurotransmisores como la serotonina. Sin embargo, la evidencia científica en este aspecto es limitada y se necesita más investigación para confirmar estos efectos.

¿Adicto al chocolate?

La creencia de que el chocolate puede ser adictivo es un tema de debate. Aunque algunos nutrientes y componentes del chocolate han llevado a la idea de que podría tener efectos adictivos, se requieren más estudios para determinar si esta afirmación es válida. Es importante recordar que la moderación es clave cuando se trata de cualquier alimento.

Lo último