Investigación y Tecnología

El ocio sedentario duplica el riesgo de fibromas uterinos en mujeres

Mujer leyendo sentada en el sofá.

Mujer leyendo sentada en el sofá.

Una nueva investigación ha dado como resultado el descubrimiento de una conexión entre fibromas uterinos en mujeres premenopáusicas y el ocio sedentario que dura más de seis horas. Se trata de tumores benignos, pero a su vez, son grandes y dolorosos los cuales suelen aparecer, con una probabilidad de entre el 4,5% y el 69% en mujeres de edad fértil.  

Estos tumores pueden no producir ningún síntoma, pero, a su vez, se manifiestan pequeños indicios como hemorragias anormales, dolor en la zona de la pelvis y abdominal e infertilidad, entre otras cosas.

En otras ocasiones, el sedentarismo se ha relacionado con tumores que dependen del estrógeno, como por ejemplo el cáncer de ovario, de mama o de endometrio. Los fibromas uterinos, por su parte, también se alimentan de los estrógenos y es ahí, donde los investigadores han puesto el foco del estudio con el objetivo de comprobar si realmente estaban conectados.

Datos del estudio  

El estudio, que se realizó en un largo periodo de tiempo en el suroeste de China, contó con 99.556 participantes de cinco provincias. Los resultados incluían a 6.623 mujeres de entre 30 y 55 años que aún no habían llegado a la menopausia. Recabaron información muy básica que desglosaron de la siguiente manera: 

  • Historia menstrual/reproductiva. Las edades medias de la primera menstruación era de entre 13 y 16 años.
  • Número de hijos
  • Edad del primer parto. Casi el 84% de las participantes tenían más de dos hijos, pero cuando se quedaron embarazas del primero abarcaban edades de entre los 20 y los 24 años. 
  • Uso de anticonceptivos
  • Tiempo de ocio sedentario. En este apartado, se incluía los que pasaban una media de 1,5 horas o menos al día sentadas o tumbadas. 
  • Actividad física
  • Dieta
  • Altura
  • Peso

Patologías asociadas a los miomas

Para determinar el número de horas que pasaban frente a una pantalla, tejiendo, jugando a juegos de mesa o leyendo, se dividieron en cuatro grupos según la duración del tiempo de ocio y cada una especificó cuánto tiempo le dedicaba. 

El primer grupo era para las que pasaban menos de 2 horas/día. Un total de 61% estaban entre 2 y 3,99 horas diarias haciendo actividades de ocio sedentarias. Un tercer grupo se pasaba entre 4 y 5,99 horas al día de actividad y, por último, estaban las que invertían 6 horas o más al día al ocio sedentario.

Por otra parte, hay factores unido a este tipo de ocio que hacían que las probabilidades de aparición de miomas aumentaran. Por ejemplo, un 8,5% aumentaba con la edad y si pasaban los 50 años se duplicaban en un 2,5 veces más. El peso (IMC), el estado menstrual, el tiempo transcurrido desde el último nacimiento vivo (13-17 años en adelante), la actividad física y el tiempo de ocio sedentario también mostraron tener conexión con los miomas uterinos.

Si a todos estos factores, se le suma el tiempo de ocio sedentario de seis horas o más, el riesgo es dos veces mayor con respecto a una mujer que invierta menos de dos horas de su tiempo en estar sentada o tumbada y que además estaban más cerca de la menopausia que las que eran premenopaúsicas. 

Hay que tener en cuenta que la obesidad sigue siendo una enfermedad que afecta a gran parte de la población, esta no iba a ser menos ya que tanto el sedentarismo como la obesidad aumentan los niveles de estrógenos en el organismo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios