Investigación y Tecnología

Ecstatic dance, la terapia que te ayuda a liberar el estrés a través de baile libre

Grupo de personas bailando en la naturaleza.

Grupo de personas bailando en la naturaleza.

"Baila como si nadie te estuviera viendo". Esta frase tiene mucho que ver con el concepto ecstatic dance es un tipo de movimiento que se hace manera libre, sin ninguna coreografía, sin prejuicios, solo dejándote llevar por lo que sientes en ese momento. De esta forma, se liberan endorfinas en el cerebro que son neurotransmisores que producen una profunda sensación de bienestar y con las que se reducen los niveles de estrés.

Aunque cada vez se esté practicando más y por todo el mundo, es una modalidad que surgió en los años 70 en Hawai con la idea de acabar con la rigidez que tenían (y algunas personas tienen) cuando bailan a causa de la tensión por la vergüenza de bailar. Por esta razón, se desarrolló y se desarrolla en espacios seguros o que te hacen sentir seguro, sin emitir ni recibir juicios de valor, donde las personas eran y se sentían libres a través del baile, expresando corporalmente sin inhibiciones y donde pueden conectar con ellas mismas. Hoy en día la dinámica es la misma. Eso sí, hay tres normas básicas: no se puede hablar para que se pueda tomar conciencia de lo que esta práctica despierta en ti, se baila descalzo para conectar con la tierra y tampoco están permitidos alcohol ni drogas. 

Ejercicio muscular y de corazón

Si ya el baile de por sí aporta muchos beneficios para la salud, la ecstatic dance, al ser una forma de bailar, también te nutre de los beneficios a nivel físico y mental. Cuando se están trabajando aspectos de la mente, muchas veces hay que remontarse a la infancia para entender nuestro comportamiento en el presente, así que nada mejor que este tipo de baile para llevar a cabo tus objetivos. Y si no, ¿cómo bailan los niños? De forma libre y como lo sienten y, lo mejor de todo, es que disfrutan mucho haciéndolo. 

Cuando bailas, desconectas de las ondas cerebrales del día a día y empiezas a conectar contigo mismo ya que se activan las ondas cerebrales theta que mejoran la creatividad, la intuición, la memoria y el aprendizaje. Son las que están en el estado de sueño y en la meditación profunda, pero también se activan en la ecstatic dance

Es un ejercicio muy bueno para la musculatura y para fortalecer el corazón, aunque el resultado es más para fortalecer y cuidar el interior. Puedes bailar durante el tiempo que quieras, pero en tan solo 15 minutos, lograrás dejar atrás cualquier preocupación y problema que te ocasione inquietud.

Sin coreografías

A diferencia de los bailes tradicionales del tipo zumba o aerobic, la ecstatic dance no tiene coreografía, no hay pasos que seguir, ni nada que aprender. Es solo ser tú mismo, dejándote llevar por el impulso del momento, haciendo lo que te salga y sin temor a nada porque ninguno de los presentes te va a juzgar. Es solo sentir.

El ambiente de las personas con las que practicas ecstatic dande no se basa en la competencia, sino que cada persona se mueve a su propio ritmo y estilo ya que se trata de una experiencia más holística que va más allá del ejercicio físico en la que se intercala con la meditaciónmindfulness a través de la música y el movimiento consciente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios