Manuel Jurado. Jefe del Servicio de Hematología en el Hospital Virgen de las Nieves “Esta pandemia nos ha dado a todos una gran lección”

  • La pandemia del Covid–19 ha alterado el funcionamiento de la asistencia

  • El doctor Jurado analiza su impacto en el ámbito de la Hematología

El doctor Jurado Chacón es responsable del Servicio de Hematología del hospital granadino. El doctor Jurado Chacón es responsable del Servicio de Hematología del hospital granadino.

El doctor Jurado Chacón es responsable del Servicio de Hematología del hospital granadino. / M.G.

–¿Cómo ha vivido el impacto de la epidemia en su ámbito?

–Ha supuesto un antes y un después en el modelo asistencial. En particular, en el servicio de hematología, ya que nuestras patologías no pueden esperar al ser enfermedades graves como linfomas, leucemias, mielomas o trasplantes, no hemos suspendido la actividad. Lo que hicimos es intentar adaptarnos a la nueva situación con objeto de evitar que los pacientes tuvieran que acudir al hospital, al menos aquellos que no precisarán una atención presencial, la administración de un tratamiento, quimioterapia, una transfusión o una prueba complementaria. Por tanto, no hemos suspendido nuestra actividad, nos hemos adaptado a las nuevas circunstancias.

–¿Cuáles han sido las mayores dificultades?

–A nivel hospitalario hemos mantenido nuestra actividad al 100%. Todo esto lo hemos hecho a pesar de que hubo un porcentaje importante de la plantilla que no estaba operativa, bien porque tuvo que apoyar al equipo Covid–19 del hospital, o bien porque también hubo profesionales que cayeron enfermos. A pesar de todas estas dificultades el servicio de Hematología ha sido capaz de dar respuesta a la asistencia del paciente hematológico con toda normalidad, guardando todas las precauciones y evitando cualquier posibilidad de contagio del paciente al profesional y viceversa. Con un gran esfuerzo un espíritu de sacrificio importante, de solidaridad y voluntad de hacer bien las cosas, hemos salido adelante

–¿Qué cambios en la asistencia podrían asentarse? 

En realidad, nuestro servicio Hematología tiene ya en su ADN y en su manera de trabajar la asistencia domiciliaria. No nos ha sido muy complejo abordarlo. Hoy gracias a las tecnologías de la información, el paciente recibía en casa la petición analítica, el informe clínico, el tratamiento farmacológico, la cita, las pruebas complementarias como si estuviera físicamente en el hospital. Seguimos haciendo teleasistencia pero en transición hacia una asistencia normal, porque evidentemente es mucho más enriquecedora la relación médico-paciente presencial. También salieron varios proyectos interesantes en este contexto tan complejo. Uno, en colaboración con el servicio de farmacia para que los pacientes no tuvieran que ir a recoger la medicación, que normalmente son fármacos de dispensación hospitalaria. Por otro lado, se estableció un proyecto muy bonito, como en otros puntos de España, para conectar a nuestros pacientes con otros pacientes y profesional a través de cartas de ánimo en un proyecto muy bonito.

"No hemos tenido problemas para que cada paciente reciba el tratamiento más adecuado”

–¿Los pacientes han trasladado sus preocupaciones? 

– Nos han trasladado su preocupación por la probabilidad de contagio, una preocupación lógica pues todos tienen un grado de inmunodepresión. Hemos intentado cubrir todas las posibilidades para evitar que se contagien. Hemos tenido afectados entre nuestros pacientes hematológicos, unos pudieron salir adelante y otros han fallecido. 

–¿Hay grupos de pacientes, como los de mieloma múltiple, que hayan necesitado un abordaje especial?

–Estos pacientes, al igual que en otras patologías, hemos dado prioridad al grado de la enfermedad. Hay pacientes estables o en respuesta completa y el retrasar un tratamiento no tiene un impacto negativo en la evolución de la enfermedad. Asimismo, hay pacientes en fases más agresivas de la enfermedad donde la prioridad era el tratamiento de su proceso. No hemos tenido problemas para que los pacientes reciban el tratamiento más adecuado.

–¿Qué lecciones podrían aprenderse cara al futuro?

–Esta pandemia nos ha puesto de manifiesto la fragilidad del ser humano. Nos creemos invencibles y esto nos ha dado una gran lección. Los sistemas sanitarios que han rendido al 100% gracias al sacrificio de los profesionales. Es importante adecuar los recursos sanitarios a las necesidades de cada momento. Hay que renovar equipamiento, realizar mejoras, ampliar plantillas, etc.… Ha tenido que ocurrir un acontecimiento así para que la sociedad vea que esto no puede ser así. También hemos visto grandes gestos de generosidad en la sociedad y el agradecimiento de la sociedad civil. Y ha servido para poner en valor al profesional sanitario, que era algo muy necesario. En los últimos años se estaba degradando la relación entre los profesionales sanitarios y la sociedad. Esto pone en valor y realza nuestra actividad.

Entrevista realizada con el apoyo de Celgene, una compañía de Bristol Myers Squibb.

más noticias de ENFERMEDADES Ir a la sección Enfermedades »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios