Infraestructuras

El 13% de las viviendas de la Guardia Civil en Córdoba son inhabitables y el 35% tienen deficiencias

Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba.

Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba. / El Día

El 13% de todo el parque de viviendas que la Guardia Civil tiene en sus acuartelamientos de la provincia de Córdoba para que residan los agentes tiene la consideración de “inhabitable”, el 9% se encuentran en mal estado y el 35% presentan alguna deficiencia. Estos son los datos oficiales del Ministerio del Interior que constan en el portal de transparencia y que, según la valoración realizada ayer por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), muestran que Interior “margina la provincia”.

En el conjunto de la provincia, el Instituto Armado posee 681 viviendas en sus distintos puestos. De ellas, solo el 43% del total se encuentran en buen estado. “Esos datos revelan que, igual que ocurre con las plantillas y otros aspectos, Interior y la dirección general de dicha institución marginan a la provincia de Córdoba, porque a nivel nacional las viviendas en buen estado llegan al 58% del total, mientras que las inhabitables se quedan en un 7%, las que están en mal estado suponen un 8% y las regulares o deficientes son un 26%”, concretó la AUGC.

Solo hay una provincia en Andalucía con una situación que se equipara a Córdoba. Se trata de Jaén, con 137 viviendas inhabitables. Este volumen supone el 16,17% de todo el parque de pisos de la provincia, que asciende a 847 propiedades.

Precisamente ayer, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) desveló la situación de un sargento destinado en el puesto de Pozoblanco que lleva más de un año tramitando “reiteradas solicitudes” para que se hagan las “reformas necesarias” a una vivienda de dicho acuartelamiento que actualmente está catalogada como inhabitable y que es la única que puede solicitar dentro del cupo de suboficiales.

La jefatura provincial denegó dicha solicitud alegando que “no dispone de presupuesto para esa reforma porque tiene que priorizar otras actuaciones”. Asesorado por los servicios jurídicos de la AUGC, el afectado recurrió ante el jefe de la Guardia Civil en Andalucía, el general Alfonso Rodríguez, el cual ha desestimado ahora ese recurso basándose también en la carencia presupuestaria.

“Como alternativa a la reforma de la vivienda inhabitable, el sargento ha solicitado que se modifique la catalogación de alguno de los pabellones disponibles en el cupo de otra escala, petición que también ha sido desestimada”, explicó la asociación.

Por ello, “se ha visto obligado a alquilar una vivienda en Pozoblanco, con el consiguiente agravio económico respecto a otros compañeros, otorgándole de ese modo un trato discriminatorio por el mero hecho de pertenecer a la escala de suboficiales, ya que se le impide acceder a una vivienda mientras que no ocurre lo mismo con el resto de componentes de esa unidad, ya sean de la escala de oficiales o de la de cabos y guardias”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios