Fuente palmera

El vecino de la vaqueriza se encierra en el Ayuntamiento y pide justicia

  • Francisco Adame exige que se cumplan las sentencias que pesan sobre el ganadero

Comentarios 1

El vecino de Fuente Palmera, Francisco Adame, que está en contra de la actividad "ilegal de una vaqueriza sin licencia" justo al lado de su casa se encerró ayer en el Ayuntamiento de la Colonia para reclamar que se cumplan las dos sentencias que existen para la clausura de esta actividad.

Según el propio Adame, la última sentencia es del 12 de enero y la anterior del 5 de octubre de 2007. Según explicó el vecino, dice que "aunque sean recurridas son ejecutables, al igual que los decretos" que existen sobre el cierre de las instalaciones. Subrayó que ha intentado dialogar durante todo este tiempo y "el resultado no ha sido positivo en encontrar una solución a este problema".

Adame insistió en que, si es necesario, hoy volverá a repetir el encierro y el motivo de su protesta es porque, según explicó, el Ayuntamiento dice que estas sentencias no son aplicables porque el propietario de la vaqueriza ha recurrido, por lo que no entiende la diferente interpretación de la resolución judicial, cuando la propia sentencia señala que sí es ejecutable.

Adame criticó además que en el Parlamento andaluz se admitió a trámite hace varios meses una pregunta suya de iniciativa ciudadana presentada por IU y a día de hoy aún no se ha formulado ni se ha hecho nada al respecto. El problema se originó cuando Francisco Adame denunció que esta vaqueriza está ubicada junto a su casa desde 1992 "sin permisos, ni ningún tipo de licencias"; viviendo desde entonces, junto a su familia, una situación de "impotencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios