Subbética

Vertiginoso alunizaje en el centro de Lucena para robar en una perfumería

  • El robo ha ocurrido a las 06:31 de este lunes, a las espaldas de la Plaza Nueva

  • Los asaltantes han empleado un Seat Ibiza rojo y se han adueñado de un importante número de productos de perfumería

Exterior de la perfumería asaltada. Exterior de la perfumería asaltada.

Exterior de la perfumería asaltada. / M. González

Media hora después de la conclusión del primer toque de queda impuesto por el Gobierno central, una banda de ladrones ha asaltado mediante el método del alunizaje una perfumería en pleno centro de Lucena. A las 06:31 de la madrugada, un vehículo rojo, modelo Seat Ibiza, ha golpeado uno de los dos escaparates de Aromas, ubicada en el número 13 de la calle Julio Romero de Torres, a las espaldas de la Plaza Nueva.

Los violentos impactos del turismo han destrozado y fragmentado en varias partes el cristal, lo que ha permitido, en consecuencia, el fácil acceso de los ladrones al interior de la tienda.

Las primeras exploraciones apuntan a que los asaltantes han sustraído un abundante número de productos de perfumería, expuestos tanto en las vitrinas visibles desde el exterior como en los pasillos y estanterías distribuidas por el establecimiento. En cambio, no se han adueñado de dinero, resguardado en una caja fuerte. Durante esta mañana, la Policía Científica continuará buscando huellas e indicios que posibiliten aclarar los pormenores del robo.

La vertiginosa y agresiva secuencia ha sido grabada por las cámaras de seguridad del parking subterráneo de la Plaza Nueva. En el vídeo, se observa a tres individuos, provistos de grandes bolsas, penetrando a las instalaciones violentadas. El cuarto componente aguardaba en el turismo para emprender rápidamente la huida.

Segundos antes del suceso, una trabajadora del aparcamiento transitó, sin contemplar nada sospechoso, por la puerta de este negocio. Mientras perpetraban la fechoría, el conductor de otro vehículo se detuvo al pensar que había acaecido un accidente. Al recibir amenazas de los autores, abandonaba el lugar de los hechos.

Hace unos seis años, Aromas sufría otro episodio similar. En aquel robo, los responsables del delito perforaron el otro escaparate, con un elemento contundente, presumiblemente una maza, y realizaron un orificio de suficientes dimensiones para entrar dentro de las dependencias comerciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios