Provincia

Meteorología alerta del "riesgo extremo" de incendios en todo el Sur de Córdoba

  • El Infoca pide “precaución” y la Asociación de Jóvenes Agricultores Asaja recuerda la grave sequía que padece la vegetación forestal por la falta de lluvia

Efectivos del Infoca realizan tareas preventivas. Efectivos del Infoca realizan tareas preventivas.

Efectivos del Infoca realizan tareas preventivas. / El Día

Las altas temperaturas y la sequía prolongada constituyen el caldo de cultivo perfecto para que se produzcan incendios forestales. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), de hecho, ha decretado una “alerta extrema” por incendios forestales en todo el Sur de la provincia de Córdoba coincidiendo precisamente con la llegada de la segunda masa de calor africano de este verano, que ha elevado las temperaturas por encima de los 40 grados centígrados.

La alerta engloba toda la comarca de la Subbética, de gran valor ecológico, la Campiña Este, la mayoría de la Campiña Sur y un sector del Valle del Guadalquivir. En el Alto Guadiato y la Vega, el riesgo de que se propaguen fuegos en el campo es “muy alto”, mientras que en Los Pedroches y el Alto Guadalquivir, la advertencia es por riesgo “alto”.

Ante esta situación, el dispositivo Infoca ha lanzado un mensaje de “precaución” y la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) se ha sumado a la advertencia, dada la “extrema sequía y el consecuente estado en que se encuentra la vegetación de las zonas forestales, incluidas las dehesas”. Al mismo tiempo, puso de relieve la “importante labor” que los agricultores, ganaderos y los titulares de explotaciones forestales y cinegéticas que desarrollan en el día a día, “como indiscutibles aliados en la lucha contra los incendios”, por lo que insistió en la colaboración conjunta con las administraciones.

Asaja destaca la labor del sector agrario

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, manifestó que “no se puede olvidar la importantísima labor que los profesionales del sector agrario, ganadero y selvícola desempeñan a lo largo de todo el año para contribuir a que no ocurran grandes incendios cuando llega la época de peligro”.

Este año, la falta de lluvias ha supuesto que los pastos y vegetación herbácea en general no se presente en grandes densidades ni con grandes portes, “pero la sequedad es extrema y la convierte en un combustible más peligroso ante la declaración de posibles incendios”. Y es que las especies arbóreas y arbustivas se presentan con unos niveles de humedad mínimos, que las predispone a arder con mayor virulencia.

El pastoreo llevado a cabo en las zonas ganaderas tradicionales de la provincia, fundamentalmente en Los Pedroches, hace que “en estas áreas no estemos expuestos a grandes catástrofes al estar los montes y las dehesas pastoreadas, y la carga de combustible vegetal susceptible de arder sea mínima”. Por otra parte, “los agricultores realizan importantes labores que contribuyen a lo mismo, con los laboreos, la limpieza de olivares o la realización de cortafuegos perimetrales en los rastrojos tras las siegas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios