santaella

La restauración de la Virgen del Valle permite datarla en el siglo XIII

  • La patrona, que será expuesta el 30 de agosto, recupera su policromía original

La talla mariana, antes de la intervención en el taller de Rafael Fernández. La talla mariana, antes de la intervención en el taller de Rafael Fernández.

La talla mariana, antes de la intervención en el taller de Rafael Fernández. / el día

La restauración de la Virgen del Valle, patrona de Santaella, ha deparado algunas sorpresas. La principal: los orígenes de la talla. Según informó ayer el presidente de la hermandad, Antonio Martínez, los trabajos de recuperación han permitido fechar con más concreción su origen, que se remontaría al siglo XIII en lugar de al XV, como hasta ahora se pensaba. "Ha sido una grata sorpresa, pues en toda Andalucía no hay catalogada ninguna imagen de estas características", subrayó Martínez.

La del Valle es una imagen sedente tallada en madera de haya con Jesús en sus brazos, aunque el niño que se conserva es muy posterior. En febrero se llevó al taller del restaurador Rafael Fernández Aguilar, en Córdoba capital, para someterla a una profunda restauración que concluirá en los próximos días. La talla estaba afectada por carcoma; también se ha intervenido sobre el rostro, que ahora recupera su policromía y formas originales, algo que será visible sobre todo en la nariz, que se había reconstruido con anterioridad.

El domingo 2 de septiembre habrá un traslado extraordinario hasta la ermita

"El resultado es impresionante y espero que al pueblo de Santaella le guste", confió Martínez. En el taller también se ha recuperado la policromía de la vestimenta original de madera: el rojo en la túnica y el verde en el manto. La hermandad, no obstante, todavía no ha decidido si se mostrará la talla sin los ropajes de tela que históricamente ha lucido. La restauración de la talla ha sido financiada por la Hermandad de Ausentes, con la supervisión de la Diócesis de Córdoba.

Los santaellanos se reencontrarán con su patrona el jueves 30 de agosto, cuando será expuesta para su visita en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. El viernes 31, después de la misa programada a las 21:00, se realizará un besamanos extraordinario y una ofrenda floral. Los actos especiales incluyen, el domingo 2 de septiembre, el traslado extraordinario a la ermita homónima a partir de las 10:00 y una misa a partir de las 12:00. El recorrido de esta salida extraordinaria será por el Arco de la Villa, la playa Mayor, la Corredera, las calles Antonio Palma Luque y del Valle y el camino del mismo nombre.

Según el relato popular, la imagen de la Virgen apareció en el paraje llamado Mata del Valle sobre una higuera. El pueblo quiso levantar una ermita para ella en el Molino Alto, pero todo lo que construían durante el día se venía abajo milagrosamente durante la noche. Éste era el modo mediante el cual manifestaba la Virgen su deseo de no ser trasladada del lugar donde se apareció. Así, y tras dos o tres intentos, el pueblo entendió el mensaje y la ermita se construyó entonces en el mismo lugar donde se halló, donde aún se conserva el tronco de la higuera sobre el que estaba posada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios