Subbética

Una iniciativa privada proyecta en Lucena una residencia para mayores con 70 plazas

  • Los promotores plantean la compra de los terrenos donde actualmente se ubica el Parque Canino

  • Este nuevo geriátrico propiciaría la creación de unos 40 puestos de trabajo

Solar donde se levantará la futura residencia de mayores.

Solar donde se levantará la futura residencia de mayores. / Manuel González

La insuficiencia y la carencia de plazas residenciales para personas mayores perdura constante, en Lucena, desde hace años. Un déficit numérico que podría resolver una iniciativa, de origen privado, que propone la construcción de un nuevo centro con hasta 70 usuarios.

En la actualidad, dos geriátricos prestan cobertura, con un número de integrantes total inferior a los 200. De tipología pública, el centro de San Juan de Dios alberga a unos 80 internos y 20 beneficiarios de la estancia diurna y, con carácter privado, Nueva Aurora, en las instalaciones anteriormente utilizadas por la entidad asistencial Luz de Aras, ostenta una capacidad de 70 personas.

Diferentes tentativas de establecimiento de nuevas residencias, en los últimos tiempos, han terminado por desvanecerse. Por ejemplo, una infraestructura de esta índole se planteó en el recinto del Parque Empresarial Príncipe Felipe ahora ocupado por el Hospital Centro de Andalucía.

La última propuesta procede de un grupo inversor del sector sociosanitario. El expediente de este proyecto accedió a la delegación municipal de Urbanismo entre finales de 2020 y comienzos de 2021. La ubicación elegida, en el límite noroeste del casco urbano, coincide con el Parque Canino, espacio de recreo animal que el Ayuntamiento ya ha decidido trasladar al Parque del Cascajar, entre la avenida Miguel Cuenca Valdivia y la calle Puente de Córdoba.

La inversión abarca varios millones de euros y los escollos principales radican en el cambio del uso preceptivo en la superficie y en la transmisión de esta propiedad municipal desde el Ayuntamiento a los promotores.

En estos momentos, la superficie deseada se encuadra en una utilidad deportiva y recreativa y, en consecuencia, deviene en imprescindible modificar la funcionalidad y vincularla a fines sociales y sanitarios. De otro lado, la normativa vigente impide una venta ordinaria y el Consistorio habría de articular una licitación.

En la última sesión plenaria, nuevamente telemática ante el incremento de casos de covid-19 en este primer mes de 2022 y los hipotéticos confinamientos de los concejales, el edil de Urbanismo, César del Espino (PSOE), aclaraba que “la solicitud” viene suscrita “por un particular” y apuntaba al “concurso público, para que pueda intervenir cualquier empresa”. Reacio a desvelar los entresijos y los pormenores, el edil socialista señalaba que “no puedo dar ningún dato de cómo se está trabajando con ese empresario” ya que “no se trabaja así desde el Ayuntamiento”.

Ante la insistencia de Jesús López, portavoz de Ciudadanos, quien apremiaba al equipo de gobierno a impulsar y avanzar en los diferentes trámites, Del Espino admitía que “la clave, en este asunto” estriba “en la sustitución de ese suelo, no es directamente apto para una implantación de esa naturaleza”.

Previamente, en el mismo turno de ruegos y preguntas, López expresaba su inquietud porque “hace prácticamente un año se me informaba del interés” de estos inversores particulares “en construir una residencia en un determinado lugar” y, en estos meses transcurridos, “no hemos sabido nada más de este asunto”. Durante su segunda intervención, en la contrarréplica, el concejal de Ciudadanos reiteraba que sabiendo de las pretensiones de los titulares de esta idea “habrá que poner en marcha algún tipo de licitación para la adquisición del suelo y darle forma al proyecto y ya concurra este mismo empresario interesado o cualquier otro que le pueda interesar las condiciones”.

A los técnicos del área municipal de Urbanismo también les correspondería, antes de iniciar la eventual licitación, la redacción de un estudio de detalle sobre los condicionantes de la dotación y la parcela preferida. El retraso alargado en las diligencias obligatorias, avisan las fuentes consultadas, podría acabar con el traslado de esta servicio residencial a otra localidad del entorno.

Uno de los principales objetivos de los impulsores de esta residencia, a implantar, a sólo unos metros del centro de mayores Nueva Aurora, situado en la carretera de La Estación, se asocia a la concertación de plazas con la Junta de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios