Campiña Sur

Montilla impulsa la reintroducción del cernícalo primilla en el casco urbano

  • El Ayuntamiento firma un convenio con el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona

  • Instalará cajas-nidos favorecer la llegada de ejemplares a la localidad

El alcalde firma el convenio con el Grefa. El alcalde firma el convenio con el Grefa.

El alcalde firma el convenio con el Grefa. / El Día

El Ayuntamiento de Montilla y el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (Grefa) han firmado un convenio para la reintroducción del cernícalo primilla en los alrededores del municipio de la Campiña Sur.

Con esta colaboración suscrita por el alcalde, Rafael Llamas (PSOE), y el presidente de Grefa, Ernesto Álvarez, se pretenden mejorar las condiciones para que el hábitat "sea adecuado y así el cernícalo primilla, antes muy frecuente por este lugar, vuelva a utilizar las zonas más altas para anidar", según ha informado el Ayuntamiento.

Para ello se han tomado dos medidas principales: realizar obras para la adaptación de los mechinales existentes en el edificio del Ayuntamiento, el Castillo y la parroquia de Santiago, y también la instalación de cajas-nido para facilitar y favorecer la llegada de más ejemplares a la ciudad. Estas actuaciones serán financiadas por el Ayuntamiento y contarán con un presupuesto de 5.000 euros.

La concejala de Urbanismo y Medio Ambiente, Raquel Casado, ha destacado que “uno de los principales motivos de la despoblación de este ave en nuestro municipio es que, cuando se han realizado obras, los mechinales que el cernícalo utilizaba para anidar se han cerrado". "Con esta medida se adaptarán para favorecer que sean habitados por cernícalos e impedir que sean ocupados por las palomas, lo que también permitirá reducir los problemas que generan", ha explicado.

Para la instalación de las cajas-nido se aprovechará la época de migración de este ave, de septiembre a febrero. “En el Castillo hay un problema fuerte de palomas. Por ello, colocaremos en las oquedades del mismo pequeñas placas cerámicas que limitarán el hueco de acceso para que solo puedan acceder los cernícalos y no las palomas”, ha destacado Ernesto Álvarez.

Según el Grefa, en Montilla actualmente habitan de 10 a 12 parejas de este pequeño halcón. La merma en el número de ejemplares está relacionada con el cambio de los cultivos en el campo, así como la eliminación de las zonas de anidamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios