Día del Pilar

Radiografía de la Guardia Civil en Córdoba: vehículos envejecidos, instalaciones precarias y plantilla insuficiente

  • La Asociación Unificada de Guardias Civiles reclama mejoras en la provincia coincidiendo con el día de la patrona

Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba.

Vehículos envejecidos y escasos, instalaciones antiguas y precarias, medios insuficientes, déficit de plantilla, excesivo rigor disciplinario... La radiografía de la situación del Instituto Armado en la provincia de Córdoba no es muy optimisma, según el análisis realizado este martes por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) coincidiendo con el día de la patrona del cuerpo, la Virgen del Pilar. La asociación ha felicitado a los agentes por esta fecha y ha agradecido a la ciudadanía "sus muestras de afecto y apoyo a quienes componen esta institución", al tiempo que ha aprovechado para desvelar "la situación real en la que los agentes trabajan a diario".

Para empezar, la AUGC pone énfasis en el déficit de plantilla. El colectivo incide en que, "desde hace muchos años, Córdoba es la provincia andaluza con menos agentes", con más de 200 vacantes sin cubrir. Pero, incluso se cubrieran todas estas plazas, "no se solucionaría el problema, porque es necesario incrementar el catálogo, que hace ya mucho tiempo quedó obsoleto para las necesidades de seguridad" de Córdoba.

Precisamente, durante este mes de octubre se están incorporando los componentes que llegan destinados de otras provincias, pero a la vez que vienen efectivos de fuera otros se marchan de Córdoba. En suma: "La situación se mantiene igual, hasta el punto de que algunas unidades apenas pueden sacar patrullas a la calle o abrir las dependencias para atender a la ciudadanía", avisa la AUGC.

Y ello pese a que, como recuerda el colectivo profesional, la Dirección General de la Guardia Civil crea continuamente nuevos equipos especializados como los ROCA, que combaten los robos en el campo; los Pegaso, de seguridad aeronáutica; más recientemente los de ciberdelincuencia, y hace apenas unos días los dedicados a la violencia de género. "Pero el problema es que se crean estos equipos sin dotarlos de personal y medios propios, por lo que para ponerlos en marcha se detrae al personal de los puestos de Seguridad Ciudadana en las distintas localidades de la provincia, agravando el problema de déficit de plantilla que ya padecen esas unidades y perjudicando en definitiva a la ciudadanía", advierte el colectivo.

Los medios materiales también presentan carencias, especialmente el parque móvil, que es "cada vez es más reducido y más viejo". En los últimos años, asegura la AUGC, ha ido disminuyendo el número de vehículos asignados a la Comandancia. Han causado baja 92 de ellos entre 2017 y 2021, periodo en el que han llegado 58, por lo que se han perdido 34.

Esto ha conllevado el envejecimiento y deterioro de la flota, con una media superior a los 12 años de antigüedad, y 99 vehículos por encima de los 15 años o 300.000 kilómetros recorridos. Y, según ha respondido el Gobierno a los parlamentarios cordobeses del Partido Popular, en 2021 ya son 42 los vehículos con ITV desfavorable.

"Al haber menos vehículos se les acumulan los kilómetros recorridos, y eso unido a que son más viejos da lugar a que sufran averías frecuentes, por lo que no están disponibles en las unidades, y además se produce un coste económico muy elevado", lamenta la AUGC. De hecho, en 2020 se gastaron más de 342.000 euros en reparación y mantenimiento de la flota asignada a la Comandancia de Córdoba, lo que supone superar las cuantías invertidas en años anteriores. Desde 2012, son ya 2.778.000 euros gastados. Y a los 342.000 euros que se invirtieron el año pasado hay que sumar los 126.000 dedicados a la flota que la Agrupación de Tráfico.

En cuanto a las instalaciones, son "antiguas y precarias", resultado de que "año tras año las partidas presupuestarias para infraestructuras son insuficientes". "La Jefatura se ve obligada a priorizar las actuaciones más perentorias, dejando de lado muchas otras que son muy necesarias", resume la AUGC, que ha agradecido el esfuerzo de otras instituciones, como la Diputación con los acuerdos anuales, y los ayuntamientos mediante el Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA), que permiten acometer algunas mejoras, aunque "sin solucionar los problemas más graves".

Así, "la mayoría de edificios de la Guardia Civil en Córdoba son muy antiguos, y algunos incluso tienen más de cien años". En varios puestos se trabaja desde hace años en dependencias provisionales que no son adecuadas, como ocurre en Espejo y La Carlota.

Aunque quizás el caso más llamativo es el de Puente Genil: tras 17 años de retrasos y litigios parece que al fin se llevará a cabo el traslado al nuevo acuartelamiento. Los guardias civiles de esa localidad han tenido que convivir con grietas, humedades y numerosas deficiencias, por lo que la AUGC ha confiado en que las nuevas instalaciones respondan a las necesidades del que es el puesto de Seguridad Ciudadana con más plantilla de toda la provincia.

A esto se suma que los medios con los que trabajan los agentes son "escasos". Hay muchos guardias en la provincia -denuncia la AUGC- que no tienen asignados chalecos antibalas individuales, por lo que se ven obligados a compartir los pocos que hay en sus unidades, con todo lo que ello conlleva en materia de salud laboral y seguridad. Pero, además, padecen otras carencias de medios materiales como defensas extensibles, pistolas táser, cámaras fotográficas, equipos informáticos, mobiliario de oficina o taquillas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios