vega del guadalquivir

A prisión el hombre relacionado con la muerte del vecino de La Chica Carlota

  • Los investigadores barajan el homicidio como principal hipótesis del fallecimiento

  • La Policía Judicial mantiene los trabajos en el patio donde el jueves fue desenterrado el cuerpo

Un agente de la Policía Judicial sale del patio donde fue hallado el cadáver. Un agente de la Policía Judicial sale del patio donde fue hallado el cadáver.

Un agente de la Policía Judicial sale del patio donde fue hallado el cadáver. / reportaje gráfico: jordi vidal

El juzgado ha acordado el ingreso en prisión provisional del hombre detenido por su relación con la desaparición de un vecino de 45 años de la pedanía de La Chica Carlota y el hallazgo de un cadáver enterrado en el patio de su vivienda. El arrestado, cuya identidad no ha trascendido, habría usado presuntamente tanto un vehículo como la cuenta corriente del desaparecido y su documentación para obtener una suma de 40.000 euros. El sospechoso estaría cumpliendo prisión por otra causa.

La Guardia Civil intenta atar los hilos que lo vinculan con el desparecido, al tiempo que los forenses siguen trabajando en la autopsia del cadáver desenterrado el jueves en el patio del número de 19 de la calle Federico García Lorca de la aldea carloteña, sin que hayan trascendido por el momento los resultados de la misma, que se está llevando a cabo en el Instituto de Medicina Legal de Córdoba. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) informó de que el juzgado de guardia de Posadas no había recibido ayer el informe de autopsia del cadáver, aunque todo apunta a que se trataría del propietario de la vivienda, en paradero desconocido desde septiembre de 2017.

El hombre fue visto entonces por última vez, cuando un hermano denunció que no había vuelto a tener contacto con él. Desde entonces, la Guardia Civil mantenía abierta una investigación para esclarecer tanto el paradero como los motivos de la desaparición. Una de las opciones que los investigadores barajaban en los primeros momentos era la desaparición voluntaria. Sin embargo, a raíz de las diferentes extracciones de dinero realizadas en sucursales bancarias de Madrid y gracias a otros detalles que aportaron los familiares, los investigadores variaron de criterio y se decantaron por una desaparición forzosa. A partir de la detención hace unos meses de la persona que habría sacado el dinero y conducía el vehículo del desaparecido en un control de carretera en la provincia de Ciudad Real, se inició una búsqueda del posible cadáver por diferentes localizaciones, una operación que dio el jueves por la mañana sus frutos en el huerto de la vivienda del desaparecido.

Fuentes cercanas a la investigación señalaron que la principal hipótesis que se baraja ahora es la del homicidio, informó Efe, si bien queda por determinar cuántas personas estarían implicadas en el caso y establecer las causas, para lo cual se ha estado tomando declaración a amigos y familiares del desaparecido. El juzgado ha decretado el secreto de sumario, de manera que muchos interrogantes siguen abiertos.

El despliegue policial, que continuaba ayer, rompió el jueves la calma de esta tranquila pedanía, en plenos preparativos de las fiestas de la Virgen del Tránsito. "Estábamos pintando la iglesia con ayuda de una grúa cuando empezaron a llegar coches de la Guardia Civil. ¡Pensábamos que era por nosotros y nos asustamos!, pero en seguida se metieron en la casa y lo acordonaron todo", relataba ayer Lola Sierra, una vecina del desaparecido cuya vivienda linda con el huerto donde fue encontrado el cadáver.

Los chiqueros describen al desaparecido como una persona "solitaria", que "ni siquiera saludaba cuando te lo encontrabas". Hace un par de años, regresó a la aldea y desde entonces vivía en la residencia de sus padres, ya fallecidos, y no trabajaba. Había discutido con varios vecinos por asuntos nimios, como colar un balón debajo de su coche o, simplemente, mirarlo, como relató a una cámara de televisión, sin salir de su asombro, otra vecina, Catalina Rodríguez: "Quién se iba a imaginar todo esto. Cuando me enteré...". Un día de septiembre del año pasado, llegaron a la casa "tres tíos en un coche", recuerda otra mujer. Ahí, al parecer, arranca la desaparición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios