Campiña Sur

El primer bebé 100% de La Guijarrosa

  • La localidad inscribe a su primer vecino en el recién estrenado Registro Civil

  • El alcalde, Manuel Ruiz, destaca que es un hecho "simbólico de mucha importancia"

Uriel, Lucía, Antonio y Francisco Manuel. Uriel, Lucía, Antonio y Francisco Manuel.

Uriel, Lucía, Antonio y Francisco Manuel. / El Día

Se llama Uriel Marchal Alcántara y aunque tiene apenas unos días de vida ya se ha convertido en uno de los vecinos más populares de La Guijarrosa. El motivo: es el primer inscrito en el recién estrenado Registro Civil de la localidad, la más joven de la provincia de Córdoba. "Es un hecho simbólico de mucha importancia para nosotros porque en su DNI, por primera vez en nuestra historia, aparecerá como nacido en La Guijarrosa", presume el alcalde, el independiente Manuel Ruiz.

El pequeño vino al mundo el Día de Andalucía y es hijo de Lucía (25 años), guijarroseña de nacimiento, y Antonio (31 años), natural de Almodóvar del Río; y segundo tataranieto de Isabel León García, lo que supone todo un orgullo para la familia. Su hermano mayor, Francisco Manuel, fue inscrito en Córdoba, relata la madre. "Era lo que teníamos a mano, pero Uriel es totalmente de La Guijarrosa", dice con orgullo. Por lo pronto el pequeño, que lleva nombre de uno de los siete arcángeles, no hace más que "dormir y comer". 

La Guijarrosa es, junto a Fuente Carreteros, el municipio más joven de la provincia de Córdoba. La Junta de Andalucía autorizó su segregación de Santaella el 2 de octubre de 2018, lo que para los vecinos suponía un triunfo después de años de reivindicaciones y protestas. Con 1.383 habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), y una superficie de 45,57 kilómetros cuadrados, La Guijarrosa ha dado desde entonces muchos pasos adelante, incluidas las primeras elecciones municipales que ganó Manuel Ruiz, el alcalde que consiguió la independencia.

Integrado ya en la Mancomunidad de Municipios de la Campiña Sur y con el registro civil y el juzgado de paz abiertos, el Ayuntamiento trabaja ahora en los primeros presupuestos municipales de esta nueva era y en firmar el convenio con Santaella para que el divorcio administrativo sea ya definitivo. Pero son pasos burocráticos, dice el alcalde, que nada tienen que ver con contar con un bebé 100% de La Guijarrosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios