lucena

La playa fluvial de Jauja estará en funcionamiento en junio de 2018

  • El proyecto mejorará la accesibilidad antes de su apertura e incluirá un chiringuito

La piscina con agua natural construida en la pedanía lucentina de Jauja, conocida como playa de Jauja, no podrá ser inaugurada antes del verano del próximo año 2018, como manifestó el alcalde pedáneo, Rafael Gómez (PSOE). "Pretendemos que cuando se abra al público todo esté concluido al 100 %, incluyendo un recinto de 50.000 metros cuadrados", dijo.

Según el responsable municipal, actualmente sólo restan unas obras que constan de unos escalones para facilitar la accesibilidad, para las cuales se ha solicitado una subvención a la Diputación provincial. También se pondrá en marcha un chiringuito, para el cual "ya hay una empresa interesada en acometer las obras, aunque su gestión saldrá a concurso público". Igualmente, "se está estudiando instalar una zona de baño natural fuera del vaso de la piscina y que su agua sea clorada, con el objeto de poder disfrutar del baño incluso si no contamos con una pluviometría abundante".

Hasta la fecha, la inversión en la zona ha superado los 200.000 euros, dado que al importe inicial abonado a la empresa constructora para la realización de los trabajos de 167.000 euros se tuvo que sumar más tarde una partida de 40.473 euros adicionales para abonar a la empresa adjudicataria de las obras de esta playa artificial, Construcciones Cabello, por trabajos realizados que no estaban previstos inicialmente.

El proyecto de la playa de Jauja, que pretende dinamizar la ribera del río Genil a su paso por la aldea y convertirla en zona de esparcimiento para los ciudadanos, contemplaba impermeabilizar la zona mediante la ejecución de una capa de hormigón, la instalación de un sistema de depuración de agua, la plantación de 3.000 metros cuadrados de césped, la definición de zonas aterrazadas, la creación de varias zonas de lámina de agua de carácter decorativo o la recuperación del acceso y parte de elementos originales perdidos de la aceña árabe.

También incluye la pasarela que recorre el interior del molino y el paso del agua del río a través de estas estructura, la creación un campo de voley-playa, la instalación de sombrillas, la ampliación de zonas arboladas e iluminación. Posteriormente, se prevé la creación de unas terrazas ajardinadas para acoger actividades lúdicas, aparcamiento, un kiosko y la creación de un albergue.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios