EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia

Más de 5.700 personas se inscriben para trabajar en la campaña del ajo en Córdoba

Recogida del ajo en Montalbán. Recogida del ajo en Montalbán.

Recogida del ajo en Montalbán. / El Día

Más de 5.700 personas se han inscrito ya para trabajar como temporeros en la campaña de recolección del ajo en la provincia de Córdoba, que este año se ha adelantado y que comenzará a primeros del próximo mes de mayo, superando así, con creces, el número de 2.000 temporeros que precisaban para esta tarea las empresas del sector, que temían no poder contar con suficientes trabajadores, al no poder contar este año con temporeros inmigrantes, a causa del covid-19.

Esa fue la razón por la que Asaja Córdoba, contando con el apoyo de la Diputación, puso en marcha una campaña de inscripción, abierta a trabajadores del campo y también a desempleados de otros sectores, con el fin de lograr los temporeros precisos para esta campaña, algo que, según han destacado fuentes de dicha organización agraria, se ha conseguido sobradamente.

Ahora serán las propias empresas del sector, según han precisado las mismas fuentes, las que, "en una semana, apróximadamente, comenzarán a llamar a las personas seleccionadas, de entre todas las inscritas", para contratarlas y que trabajen en la campaña del ajo en la provincia, que comenzará en la primera quincena de mayo y que se alargará hasta finales de junio.

Para llegar a este punto, Asaja Córdoba había preparado una relación de productores de ajo de la provincia, "con sus necesidades de mano de obra", de forma que pudieran conseguirse trabajadores suficientes y, asimismo, "organizar la logística de transporte para que puedan ir a trabajar".

La necesidad "fundamental", según explicó ya la patronal agraria, era "conseguir suficientes trabajadores para el corte de los ajos en campo" y, además, "si se prolongara el estado de alarma y las limitaciones al transporte para esa fecha, también podría ser necesario organizar rutas de transporte para llevar al personal a las explotaciones".

En cuanto a las empresas cordobesas del sector ajero y sus necesidades de mano de obra, la mayor parte de ellas tienen su almacén en Montalbán, pero también se sitúan en Montemayor, en la barriada periférica cordobesa de Santa Cruz, en Puente Genil, en Santaella y en Cabra.

Los temporeros que sean selaccionados tendrán que trabajar en la recolección del ajo en fincas de estas empresas situadas en los municipios cordobeses de El Carpio, Santaella, Montalbán, Pedro Abad, Villafranca, Puente Genil, Posadas, Cabra y Córdoba, pero también en municipios de provincias aledañas a la cordobesa, como Antequera y Sierra de Yeguas (Málaga), Écija y Carmona (Sevilla), y Villarta de San Juan y Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

Asaja Córdoba puso en marcha esta fórmula de captación de trabajadores porque, tal y como ha explicado ya el presidente provincial y nacional de la Sectorial del Ajo de Asaja, Miguel del Pino, "el sector está muy preocupado, porque se necesita mucha mano de obra en poco tiempo para cortar el ajo en el campo", teniendo en cuenta que ese corte hay que hacerlo rápido por dos motivos, "por un lado, porque si hace sol y el ajo permanece muchos días en el campo, se seca", mientras que, "por otro lado, si llueve, se ponen negros y tampoco sirven".

Además, la producción de esta campaña se prevé de "excelente calidad," porque las condiciones climatológicas han sido muy buenas. También "hay mayor demanda, porque el principal competidor está en China, con el 83 por ciento de la producción mundial, pero el consumidor es reacio ahora a comprar ajos chinos, y también existe un desabastecimiento mundial al no poder salir los barcos del continente asiático".

En definitiva, "es un buen momento económico, porque nos están demandando gran cantidad de ajos desde distintos mercados internacionales, y tenemos que ser previsores, por la situación que se plantea", dado el problema de la falta de mano de obra extranjera, ante el cierre de fronteras en el presente estado de alarma, a causa de la pandemia del Covid-19.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios