Demografía

El 70% de los municipios de Córdoba ha perdido población desde el año 2000

El padrón de Zuheros se ha reducido en un 29%. El padrón de Zuheros se ha reducido en un 29%.

El padrón de Zuheros se ha reducido en un 29%. / El Día

El fenómeno de la despoblación deja de ser una teoría demográfica y golpea ya a numerosos municipios de la provincia de Córdoba. Tanto es así que el 72% de las localidades ha reducido su padrón desde el cambio de siglo. Según la actualización de este registro, publicado esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en la provincia hay empadronadas en la actualidad 781.451 personas, frente a las 769.237 de 2000. En este periodo de tiempo, Córdoba ha ganado 12.214 vecinos; comparativamente, es como si la localidad de Aguilar de la Frontera, la más cercana a ese número de las 77 que componen la provincia, hubiera surgido. Y, en términos porcentuales, esta cifra significa un aumento del padrón del 1,5%.

Así que, aparentemente, los datos son positivos. ¿Dónde se encuentra entonces el problema? En que las localidades que ganan vecinos son la excepción. Son 20 de 77 y la mayoría se sitúa en el ámbito geográfico de Córdoba capital, que con el paso del tiempo empieza a construir un cinturón de municipios dormitorio a los que escapan algunas familias que de alguna manera se ven expulsadas por el alto precio de la vivienda en la capital. La Carlota es, en este contexto, el municipio que más población ha ganado por su excelente conexión tanto con Córdoba como con Sevilla por la autovía. Son ahora 14.079 vecinos, frente a los 10.471 empadronados en 2000, el equivalente al 34,4% más.

En una situación muy similar se hallan otras tres localidades del ámbito de influencia de Córdoba capital. Se trata de Villafranca, cuya población aumenta en un 34%; Guadalcázar, que ahora tiene un 33% más de vecinos, y de Obejo, también con un 33% más por el crecimiento de la barriada periférica de Cerro Muriano.

Así que la mayoría de localidades que ganan población se ubican en el Valle del Guadalquivir, tanto al Este como al Oeste de la capital y se aprovechan de las facilidades de comunicación que brinda la autovía A-4. Aguas arriba, están la ya citada Villafranca, que ahora tiene 4.860 habitantes; aguas abajo del Guadalquivir, además de La Carlota y Guadalcázar, crecen de manera importante La Victoria (un 28%, 2.289 habitantes) y Almodóvar del Río (un 13% más, con 7.932).

En otras cuatro localidades, el movimiento poblacional es cero o ni siquiera llega al 1% tanto negativo como positivo; es decir, ganan o pierden vecinos de manera muy tímida, y ni el aumento ni la disminución se percibe en el día a día en una suerte de equilibrio demográfico sostenido en el tiempo. En orden alfabético, se trata de Aguilar de la Frontera, con un padrón de 13.382 personas, el 0,08% menos; Alcaracejos, con 1.470 y un 0,06% más;  Monturque, con 1.943 vecinos, el 0,9% menos, y Rute, con 9.898 habitantes, el 0,25% negativo.

Por tanto, en todas las demás, 57 de 77, el padrón es ahora inferior a 2000. La situación es especialmente dramática en los municipios de Los Pedroches y del Alto Guadiato, las comarcas del Norte de Córdoba. Santa Eufemia es el caso más grave, allá en el límite con Ciudad Real y que en estas dos décadas ha visto perder al 35% de sus vecinos. En la localidad calabresa, son ahora 743 personas, frente a las 1.148 de hace dos décadas. Otro municipio que ha sufrido una dentellada demográfica es Belmez, que se ha dejado por el camino al 25% de su población (ahora son 2.921 habitantes). Aunque, en términos absolutos, Peñarroya-Pueblonuevo ha sufrido la mayor sangría de Córdoba, consecuencia del cierre de la minería: ha perdido 2.463 habitantes. En términos comparativos, es como si Espiel hubiera desaparecido de sopetón.

Otras localidades donde la población ha caído de manera significativa, por encima del 20%, son: Fuente Obejuna (-23%), Torrecampo (26%), Valenzuela (22%), Valsequillo (22%), Villaralto (26%) y Zuheros (29%). La evolución de la población en cada uno de los 77 municipios de Córdoba se puede consultar en este enlace.

Fuente La Lancha, la localidad más pequeña

En el arranque del siglo XXI, se ha producido un fenómeno demográfico curioso en relación al municipio más pequeño de la provincia. La estadística sitúa ahora a Fuente La Lancha como la localidad con menor población, con 342 vecinos, un 16% menos que en 2000. Entonces era El Guijo la localidad que cerraba la estadística; ahora tiene 352 vecinos, lo que significa que en el inicio de esta centuria también se ha dejado atrás el 10% de su padrón.

En el conjunto de la provincia, son un total de 11 localidades en las que ahora residen menos de un millar de personas: Los Blázquez, Conquista, Fuente La Lancha, Fuente-Tójar, San Sebastián de los Ballesteros, Santa Eufemia, Valsequillo, Villaharta y Zuheros. En 2000, eran diez localidades, que ya Santa Eufemia contaba entonces con 1.148 habitantes. Todos estos núcleos, sin excepción, han sufrido una sangría demográfica en este tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios