Campiña Sur

Moriles adopta nuevas restricciones tras constatar que "familias enteras" se han contagiado de covid-19

  • La alcaldesa envía una carta a la delega de Salud en la que le solicita "asesoramiento, apoyo y asistencia"

  • Hace un llamamiento a la "responsabilidad individual" de los vecinos para cotar la cadena de infecciones

Trabajos de desinfección en Moriles. Trabajos de desinfección en Moriles.

Trabajos de desinfección en Moriles. / El Día

Hay "familias enteras" de Moriles que han dado positivo en coronavirus en las últimas horas. Es el toque de atención que ha lanzado este miércoles la alcaldesa morilense, Francisca Carmona (PSOE), tras constatar un repunte de casos de covid-19 en el municipio que ha llevado al Ayuntamiento a adoptar medidas restrictivas inmediatas. La localidad de la Campiña Sur, de 3.717 habitantes, ha sumado 15 infecciones en los últimos siete días y la tasa por cada 100.000 habitantes se eleva a 591,9.

Según la primera edil, la situación es "preocupante", y más teniendo en cuenta que en la estadística oficial de la Consejería de Salud y Familias faltan por contabilizar los datos de los últimos días por la tardanza de la Administración en el volcado de las cifras. En este contexto, la regidora ha llamado la atención sobre las reuniones familiares, que se estarían convirtiendo en el principal foco de difusión del SARS-CoV-2.

Entre las medidas restrictivas que el Ayuntamiento empieza a aplicar desde este miércoles, se encuentran el cierre de instalaciones deportivas y zonas verdes; el refuerzo de las tareas de la desinfección de espacios públicos, o el aumento de los controles sobre el uso de la mascarilla y el distanciamiento social. La alcaldesa, además, ha solicitado un informe a la Policía Local para analizar el comportamiento durante el puente, cuando debían haberse celebrado las fiestas patronales, en honor a la Virgen del Rosario.

"El Ayuntamiento no ha instalado ni una bombilla ni un farolillo y los vecinos, en términos generales, lo han aceptado, pero ha habido mucho más gente en la calle que en otros fines de semana", ha asumido Carmona. El principal temor, no obstante, son las reuniones familiares, donde suelen relajarse las medidas anticovid. De ahí que ha llamado a la "responsabilidad individual" para evitar que la cadena de contagios vaya a más. 

Carmona, por otra parte, ha remitido un escrito a la delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, en la que le solicita "asesoramiento, apoyo y asistencia", al entender que los datos seguirán subiendo en los próximos días. "Nos encontramos absolutamente huérfanos en esta situación, sin medios y sin apoyo económico", es el grito de auxilio de la máxima responsable política de la localidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios