Provincia

La madre del niño que falleció en la sierra no podrá irse sin declarar

  • El juzgado prohíbe a Tanja K. que abandone la provincia y regresar a Alemania

La madre de Tim Alexander, el niño alemán fallecido el 23 de julio en Espiel a causa de un fallo multiorgánico provocado por la deshidratación y las elevadas temperaturas, no podrá abandonar la provincia ni viajar de vuelta a su país hasta que preste declaración ante el Juzgado de Instancia e Instrucción Número 1 de Peñarroya-Pueblonuevo.

Así lo indicaron ayer fuentes judiciales, que informaron de que Tanja K. fue trasladada ayer desde el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, donde recibió el alta médica, hasta el juzgado de Peñarroya-Pueblonuevo, que le notificó su imputación por un presunto delito de homicidio por imprudencia, pues hasta ahora la mujer sólo había sido imputada por la Guardia Civil, que le tomó declaración el 24 de julio cuando estaba ingresada en el hospital.

La mujer, al llegar a los juzgados de Peñarroya-Pueblonuevo acompañada de un abogado de oficio y un traductor, insistió en que en el proceso le asista un abogado determinado, que ya le ayudó legalmente al inicio del caso.

Por este motivo, el juez le notificó la imputación y le interpuso, como medida cautelar, la prohibición de abandonar la provincia y el país hasta que le tome declaración, algo que previsiblemente se producirá en los próximos días.

Estas mismas fuentes indicaron que la mujer ha sido aconsejada para que vuelva al hospital y seguir recuperándose hasta que el abogado que ella solicita sea localizado y pueda prestar declaración formalmente. En ese momento, el juez decidirá si la mujer puede marchar a su país hasta que se celebre el juicio o si debe permanecer en España. Fuentes hospitalarias confirmaron el retorno de la mujer al centro sanitario, donde quedó nuevamente ingresada en planta a cargo del área médica del centro.

La mujer estaba de vacaciones en España con su hijo de cinco años en el entorno de la sierra de Espiel. Varios vecinos de la localidad del Guadiato aseguraron verla durante los días previos a la desaparición de Tim Alexander junto al menor. Incluso algunos le prestaron ayuda, ya que el coche en el que viajaron se averió. Sin embargo, el 20 de julio, Tanja K. denunció la desaparición del pequeño cuando compareció ante los agentes magullada, desorientada, deshidratada y con arañazos.

El cadáver fue localizado el 23 de julio en la zona del Monte Castillo en Espiel sin signos de violencia, junto a dos mochilas -una de adulto y otra de niño- y varias botellas de agua vacías en la zona alta del monte de difícil acceso, escarpada y pedregosa, por lo que en un principio se barajó la opción de movilizar un helicóptero para el rescate, aunque finalmente se efectuó a pie.

La autopsia practicada por el Instituto de Medicina Legal de Córdoba reveló que la muerte se produjo por un fallo multiorgánico causado por el calor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios