Sierra Morena

Un estudio destaca que la presencia del lobo mejora la calidad de la caza

  • La publicación aconseja a las administraciones que actúen para evitar el conflicto

  • Ya son 12 los ayuntamientos de Córdoba que se oponen al proyecto Life sobre el lobo

Un rebaño de ovejas en Sierra Morena. Un rebaño de ovejas en Sierra Morena.

Un rebaño de ovejas en Sierra Morena. / El Día

El lobo efectúa una labor de selección sobre los ungulados que la actividad cinegética llevada a cabo por el ser humano es incapaz de realizar, eliminando a los individuos enfermos y a los más viejos y propiciando una caza de mayor calidad, con ejemplares más salvajes y sanos. Además, la presencia del lobo propicia que la vegetación natural se pueda regenerar en muchas zonas con enormes densidades de ciervos, que la fauna y la flora sean más diversas y más ricas, y que se restauren algunas funciones ecológicas perdidas.

Estas conclusiones se recogen en la publicación Buenas prácticas de gestión en zonas loberas, que forma parte del proyecto Life Lobo Andalucía (LIFE Southern Wolves), cuyo objetivo es facilitar la coexistencia entre el ser humano y el lobo en una zona tradicionalmente ocupada por la especie como Sierra Morena. Su autor es Juan Carlos Blanco, biólogo que lleva más de 25 años dedicado al estudio y conservación del lobo en España.

Blanco aborda la relación del lobo con la caza mayor en las fincas privadas de Sierra Morena provistas de cercados cinegéticos de gestión, una peculiaridad casi exclusiva del Sur de España y muy poco estudiada. Cuando los ciervos u otras especies de caza mayor se encuentran confinados en recintos vallados y llevan décadas sin ser objeto de depredación por parte de grandes carnívoros, los lobos pueden ejercer sobre ellos una mayor labor de selección que la que causan sobre los ciervos que viven en condiciones naturales, influyendo “muy positivamente” sobre los ecosistemas donde viven.

En la publicación se hace hincapié en la presencia cultural permanente del lobo en Sierra Morena desde tiempos inmemoriales, presentando también los aspectos más importantes de su gestión. Se reconoce que los conflictos se multiplican en los lugares donde el lobo reaparece tras décadas de ausencia, en buena parte porque la gestión ganadera no está adaptada a la presencia del cánido.

Blanco expone así que la mejor forma de proteger al lobo es evitar los conflictos y por ello conviene desarrollar donde sea posible proyectos de prevención y protección del ganado doméstico: vallas y barbacanas, uso de mastines o cerramiento nocturno.

El manual aborda también del papel de la Administración en la reducción del conflicto que se crea en torno al lobo, que a veces enfrenta a distintos sectores de la sociedad. Para Blanco, es crucial un sistema ágil de indemnizaciones, para que los ganaderos cobren las pérdidas de forma muy rápida, pues si el dinero tarda mucho tiempo en llegar a los destinatarios, los perjudicados por los daños sienten como si no les hubieran pagado.

El Life Lobo Andalucía se desarrolla en diez municipios de la provincia de Córdoba, aunque no está siendo fácil. Y es que hasta el momento una docena de ayuntamientos han votado en sus plenos a favor de una moción impulsada por la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) que rechaza las medidas del Life al entender que es incompatible con la ganadería y la caza. Los últimos en rechazar el proyecto han sido La Granjuela y Villaviciosa de Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios