Campiña Sur

“¡Viva La Guijarrosa libre!”

  • El municipio festeja su segregación de Santaella tras varias décadas de luchas y gestiones

  • Rosa Aguilar, Antonio Ruiz y numerosos alcaldes de la comarca participan en la celebración

Manuel Ruiz, Antonio Ruiz y Rosa Aguilar, con vecinos y autoridades. Manuel Ruiz, Antonio Ruiz y Rosa Aguilar, con vecinos y autoridades.

Manuel Ruiz, Antonio Ruiz y Rosa Aguilar, con vecinos y autoridades. / El Día

Al grito de “¡Viva La Guijarrosa libre!”, alzando los brazos en señal de victoria y bajo un cartel en el que podía leerse “Nuevo municipio”, varios cientos de personas han celebrado en este núcleo de la Campiña Sur sus primeros pasos como localidad independiente. No quisieron perderse la fiesta numerosas autoridades, entre ellas la consejera de Justicia e Interior en funciones, Rosa Aguilar, que ha sido puntal imprescindible de todo este proceso; el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, y Antonio Martín por parte de la Federación Andaluza de Entidades Locales (FAMP).

Como anfitrión, el alcalde de La Guijarrosa, el independiente Manuel Ruiz, quien se refirió a sus convecinos desde el escenario: “Es el día más grande de la historia de la localidad porque llevamos 30 años luchando para que la segregación sea un hecho real”. Ruiz fue aplaudido y vitoreado por los vecinos, que recordaron los años de “luchas”, las protestas en Córdoba capital o los múltiples intentos infructuosos para encaminar la segregación hasta que, al fin, el pasado 2 de octubre, casi por sorpresa, la Junta de Andalucía publicaba los decretos que autorizaban la separación.

El presidente de la Diputación de Córdoba mostró su satisfacción por participar “en un acontecimiento histórico que forma parte de la historia de este pueblo y de sus gentes; es el resultado de más de 30 años de lucha vecinal, de peticiones, de marchas y manifestaciones para reivindicar unas raíces propias y una capacidad para autogestionarse”. Ruiz trasladó al nuevo alcalde y a todos los vecinos de la localidad su felicitación por el esfuerzo realizado durante años, “un legado que quedará para vuestros hijos y nietos”, y abundó en que “la consecución del estatus de pueblo es un hecho digno de alabar, no sólo por el hecho en sí, sino por la importancia que tiene que surjan nuevos núcleos de población con autonomía para desarrollarse”.

El presidente provincial destacó la importancia de preservar las singularidades, las raíces y la historia de cada territorio y abogó por trabajar en ello junto al Ayuntamiento de La Guijarrosa. Como ejemplo de esa colaboración que ya ha comenzado, Ruiz destacó el convenio recientemente suscrito para gestionar, desde el Instituto de Cooperación con la Hacienda Local (ICHL), la recaudación tributaria, la información y el asesoramiento financiero a los vecinos de La Guijarrosa.

Antonio Ruiz, por último, reivindicó el “papel crucial” del medio rural y mostró su compromiso con todos los municipios de la provincia, especialmente los de menos de 20.000 habitantes, “mediante la duplicación de programas y proyectos cuyo destino es el aumento de las inversiones en infraestructuras, caminos y carreteras o planes provinciales”.

En la fiesta, en la que se degustó una paella gigante, también hubo ausencias, pues ningún cargo público del PP quiso compartir estos momentos de felicidad. El motivo: en los últimos meses, los populares se han mostrado en contra de su funcionamiento como municipio autónomo con plenos derechos. De hecho, el portavoz del PP en la Diputación, Andrés Lorite, y la concejala del PP en el Ayuntamiento de Santaella Purificación Moyano llegaron a presentar a principios de noviembre un recurso potestativo de reposición contra la segregación. Se trata, denunció Lorite en su momento, de una “actitud irresponsable y posiblemente ilegal del PSOE”.

Apoyo de las localidades vecinas

En la jornada, sin embargo, primó la fiesta. Se degustaron las típicas aceitunas aliñadas del municipio, orgullo gastronómico local, y se agitó la bandera verde, blanca y roja, con el lema La Guijarrosa, digna y libre, con una heráldica que representa un apretón de manos, la azada y el rastrillo, símbolo del origen rural de esta tierra. Hubo mucho respaldo de localidades cercanas, con un nutrido grupo de alcaldes de la comarca. Estuvieron el regidor de Montemayor, Antonio García (IU); el de La Rambla, Alfonso Osuna (IU); el de Montalbán, Miguel Ruz (IU); La Victoria, José Abad (independiente); La Carlota, Antonio Granados (PSOE) o Fuente Palmera, Francisco Ruiz (IU).

Y, cómo no, el primer edil de Fuente Carreteros, José Manuel Pedrosa (Olivo), también de celebración este 2019 por la segregación de su municipio, un largo proceso administrativo lleno de piedras en el camino paralelo al de La Guijarrosa. También asistieron representaciones de la entidad local autónoma (ELA) de Castil de Campos, dependiente de Priego de Córdoba, y de La Redondela, en Huelva; ambos anhelan vivir una fiesta como la que La Guijarrosa disfrutó ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios