Diputación

El juego patológico representa el 8% de los casos de jóvenes que llegan a la Unidad de Adicciones del IPBS

  • Córdoba es de las provincias andaluzas con más adolescentes en tratamiento por adicción

  • La atención a adultos por juego patológico ha aumentado en un 22% 

Interior de un salón de juegos Interior de un salón de juegos

Interior de un salón de juegos / El Día

El juego patológico representa ya el 8% de los casos de adolescentes y jóvenes que llegan anualmente a la Unidad de Adicciones del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) de la Diputación de Córdoba, según ha informado su presidente, Francisco Ángel Sánchez, con motivo del Día Sin Juego de Azar.

Sánchez ha querido llamar la atención sobre la “preocupante” evolución de la adicción al juego entre las personas jóvenes, especialmente a través de los dispositivos tecnológicos, que son muchas veces “la puerta de entrada a algo que empieza siendo un simple entretenimiento y acaba derivando en una enfermedad”.

Según datos del Sistema de Información del Plan Andaluz sobre Drogas, Córdoba es, junto con Málaga, la provincia andaluza con más jóvenes y adolescentes en tratamiento por algún tipo de adicción. En 2019 fueron admitidos a tratamiento 97 jóvenes y adolescentes, lo que supone el 21,22% del total de admisiones a tratamiento de Andalucía. De todos ellos, más del 58% tiene menos de 18 años y el 41% entre 19 y 25 años, y el 82% fueron hombres.

El 80% de los casos están relacionados con el consumo de sustancias psicoactivas, especialmente el cannabis, pero las atenciones por juego patológico registran una escalada preocupante y suponen ya la tercera causa de adicción, por delante del consumo de alcohol y drogas, en este segmento de edad. A lo largo de 2019 se mantuvieron en el programa de Intetervención Psicoeducativa para Jóvenes, Adolescentes y Familias de la Unidad de Adicciones un total de 270 adolescentes y jóvenes cordobeses, de los que el 5,18% habían desarrollado adicción al juego y que en su mayoría llegaron a la institución tras ser derivados por los servicios sanitarios.

Un 22,7% más en adultos

En cuanto a las atenciones a personas adultas, la Unidad de Adicciones del IPBS atendió 66 nuevas demandas por juego patológico en 2019, lo que supone un incremento del 22,27% con respecto al año anterior, de las cuales 60 fueron hombres y seis mujeres, con una edad media de 37,5 años. Respecto a la situación laboral, el 53% estaba trabajando y el 27,7% en situación de desempleo. A lo largo de 2019 se atendió a 120 personas adultas por juego patológico, mientras que en lo que va de 2020 se han recibido ya 34 nuevas demandas.

El presidente del IPBS ha recordado que el organismo cuenta con recursos y personal cualificado para la prevención, atención sociosanitaria y mecanismos de inclusión para personas que tienen o han tenido un problema de adicción. La Unidad de Adicciones ofrece una intervención multidisciplinar, individualizada y adaptada a cada caso a través de profesionales de la medicina, la psicología y el trabajo social, por lo que recomienda a las personas que se encuentren en esta situación y a sus familiares que cuenten con los recursos del IPBS para buscar una salida. Pueden solicitarlo a través de Atención Primaria o en el teléfono 957 768 698.

Además, ha señalado que el de la ludopatía es un grave problema social que debe ser atajado desde la raíz, para lo que es esencial “tanto la implicación de toda la ciudadanía como la colaboración entre administraciones para, en el marco de sus competencias, tomar las medidas que sean necesarias para proteger a la población de esta lacra, que ha demostrado ser especialmente dañina entre las clases trabajadoras”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios