hornachuelos

Una galería de historia en la calle

  • Las calles del casco exponen once murales con diferentes episodios del devenir de la localidad y ofrecen una gran retrospectiva meloja

Uno de los murales que se han instalado en las calles de Hornachuelos. Uno de los murales que se han instalado en las calles de Hornachuelos.

Uno de los murales que se han instalado en las calles de Hornachuelos. / r. morales

La evidencia del paso del tiempo queda constatada en muchos aspectos de cualquier lugar y sus gentes y las calles sirven como medidores de ese discurrir de la historia de un municipio porque de ellas se desprenden multitud de hechos relevantes y cotidianos que marcaron el trasiego diario. En el caso de Hornachuelos, sus arterias se han convertido en un museo al aire libre gracias a la instalación de once murales que recuerdan parte del legado cultural de esta localidad de la comarca de la Vega del Guadalquivir.

Se trata de una iniciativa que surge en el marco del Plan Estratégico para la Recuperación del Casco, que tiene entre sus objetivos la puesta en valor y revalorización del casco histórico. "Se trata de volver a traer a la población al casco histórico para hacerlo más habitable y que vuelva a resurgir porque se está deshabitando", expone la arqueóloga y presidenta de la asociación en Defensa del Patrimonio de Hornachuelos, María Martagón. Mediante estos paneles expuestos de manera sencilla en lugares estratégicos, el Consistorio pretende que los viandantes "vayan conociendo, a través de un paseo por el casco histórico entornos singulares dentro de la literatura y de la historia de lo que fue Hornachuelos", resalta la arqueóloga. Entre paredes blancas encaladas y el florido color de la primavera, el recorrido configura una sala expositiva abierta al aprendizaje, la luz y el ambiente de simpatía que embriaga esta tierra meloja.

Uno de los murales incluye una fotografía de los reyes Alfonso XII y Victoria Eugenia

A lo largo del trayecto, cada una de las once paradas -dos de ellas aún por terminar- ofrecen una mirada retrospectiva como refleja las diferentes reseñas. El punto de partida, la plaza de la Constitución, alberga un soneto de Manuel Palencia; más delante, la Casa de la Cultura muestra "una fotografía que apareció en 1908 en la revista Blanco y Negro, cuando los reyes de España Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg inauguraron este edificio dedicado a escuelas", relata el técnico del Ayuntamiento Óscar Morales. En ese transitar por la vía pública, el visitante puede descubrir el resto de informaciones, algunas dedicadas a Giuseppe Verdi o al primer premio Nobel español de literatura, José Echegaray, quien estuvo en la antigua casa de los marqueses de Peñaflor -antiguo convento de los Ángeles-. A medida que se sucede el recorrido histórico, pueden verse también temas como el poema de Juan de Mena sobre la conquista de Hornachuelos por Fernando III el Santo o el escrito de fray Andrés de Guadalupe de la Snata provincia de Los ángeles sobre el río Bembézar.

Diferentes etapas que culminan en el undécimo panel, que es "una cuadrilla de coches del año 1955 donde hay treinta cocheros de Hornachuelos en la finca de Monte Alto", explica Morales. Sobre el material elegido para estas "ventanas históricas", Martagón subraya que se ha cuidado la estética ya que "son hechos a mano, se ha cuidado el tipo de cenefa basado en colores andalusíes". Incluso en cada una de ellas aparece una imagen de grabados antiguos sobre el municipio, un enclave que "en época islámica formo parte en ese momento tan crucial que fue el califato", resalta la arqueóloga.

Por eso, para no dejar atrás que también se conformó en un reino Taifa independiente durante un momento puntual del siglo XI, ahora esta galería callejera recupera esos acontecimientos en un trazado urbano envuelto de paraje natural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios