Subbética

Los feriantes reclaman al Ayuntamiento de Lucena diálogo estable y bonificaciones tributarias

  • Unos 300 empresarios feriantes de Lucena y Aguilar de la Frontera exigen ayudas e igualdad de trato en la Plaza Nueva

  • El Ayuntamiento garantiza su compromiso de eliminar la tasa por ocupación de vía pública en las ferias en 2021

Feriantes concentrados en la Plaza Nueva de Lucena. Feriantes concentrados en la Plaza Nueva de Lucena.

Feriantes concentrados en la Plaza Nueva de Lucena. / M. González

Unos 300 empresarios feriantes han protagonizado este martes una concentración silenciosa en la Plaza Nueva de Lucena; mientras, a solo unos metros, en el Ayuntamiento, algunos representantes del sector compartían una reunión con miembros del equipo de gobierno municipal. Estos trabajadores han manifestado su “malestar” con los responsables políticos locales por la consumación de decisiones unilaterales, como la anulación de la Feria Real de Nuestra Señora del Valle, sin un “diálogo” previo.

La Asociación de Feriantes de Córdoba, implantada en Lucena, sostiene que el encuentro desarrollado este martes significa “el primer contacto” entablado con el alcalde, Juan Pérez (PSOE), y el concejal de Fiestas, José Pedro Moreno, desde que la pandemia del covid-19 provocó la interrupción sistemática de su actividad. En cambio, matizan que la responsable del área de Servicios Sociales, Carmen Gallardo y la edil de Hacienda, Carmen Burgos, sí les habían evidenciado anteriormente, y de forma presencial su favorable predisposición en lo concerniente a la concesión de ayudas vinculadas a los suministros básicos.

El presidente de este colectivo, Ángel Cristo, ha expresado, reproduciendo el mensaje rotulado en algunas de las pancartas, que, simultáneamente, a la autorización conferida a terrazas, bares y mercadillos, “a la feria se le ha negado todo”. Discrepan, por prematura, de la “rotunda y sin solución” anulación de la Feria del Valle de Lucena, resaltando ha resultado imposible acuerdo alguno porque “no nos han llamado a tiempo” –aseguran que la determinación conjunta de Lucena, Cabra y Priego de Córdoba la conocieron una vez publicado el comunicado- “ni hemos podido exponer cómo montar las atracciones y hacer un reajuste”, ha relatado Cristo.

Los feriantes de Lucena, a los que han acompañado una expedición de la plataforma Cefan de Aguilar de la Frontera, califican de “inviable” la proposición, sugerida, en un principio, por el Consistorio de ubicar sus instalaciones recreativas en diferentes lugares del municipio, durante los días de septiembre reservados a la Feria de Nuestra Señora del Valle o de manera permanente. “No es factible, ni por la rentabilidad y porque no hay espacio suficiente para las 400 atracciones de este pueblo”, argumentaba el letrado que los asesora, Juan Luis Jiménez.

“Llevamos 18 meses sin hacer nada”, ha enfatizado Ángel Cristo, quien reiteraba que “nosotros no podemos trabajar a un 20%, sino a un 80 a un 85%”, tanto por razones económicas como estructurales”.

Acuerdan crear una mesa periódica de reuniones

Al abordar el apartado de las bonificaciones tributarias y las subvenciones específicas, tanto el abogado del colectivo como el propio Ángel Cristo, han calificado de “satisfactorio” el encuentro porque el Ayuntamiento “ha acogido nuestras propuestas que cuadran prácticamente con sus planteamientos” y “no se han negado a nada”.

Entre otras exenciones y aplazamientos, “para aliviar la carga cuando se reabra la feria”, ha apuntado Juan Luis Pérez, el Ayuntamiento de Lucena, y así lo ha ratificado en una posterior comunicación, otorgará una subvención directa para el pago del impuesto de vehículos de tracción mecánica; estudiará la asunción de los intereses que devenga el fraccionamiento de los impuestos municipales; elimina la tasa por ocupación de vía pública en 2021 y analizará su dispensa en los dos años siguientes; y, también examinará prestar gratuitamente el agua durante la celebración de ferias y soportar el canon que gestiona la Junta.

Ambas partes, asimismo, han concertado constituir una mesa periódica de conversaciones y diseñar una agenda de reuniones a fin de observar la evolución de la coyuntura sanitaria presente. El Ayuntamiento ha manifestado su gratitud “por el tono mostrado por los asistentes a la reunión”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios