Educación

Educación justifica el cierre del colegio rural de Venta del Charco porque tendrá "solo cuatro niños"

Un aula de un centro educativo vacía.

Un aula de un centro educativo vacía. / El Día

El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, ha justificado este jueves el previsto cierre del colegio de Infantil y Primaria Quercus de la aldea de Venta del Charco, en Cardeña (Córdoba), en que el centro tendrá el próximo curso "solo cuatro niños, y cada uno en un curso distinto", pero ello no impedirá, según ha subrayado, que sigan teniendo "garantizado su derecho a la educación" en un colegio de Cardeña, al que irán a diario en un "transporte exclusivo para ellos".

Así lo ha destacado Imbroda, como reacción a las críticas que, a cuenta de dicho cierre, le ha hecho en la Comisión de Educación y Deporte de la Cámara autonómica la parlamentaria andaluza del PSOE por Córdoba, Soledad Pérez, quien ha recordado al consejero que esta decisión va en contra de lo aprobado por el propio Parlamento andaluz y del compromiso adquirido por el propio consejero, preguntándole también si "por 50.000 euros" iba a sacar a esos niños de su aldea, ayudando con ello también al "cierre" de esta pequeña población, de apenas 200 habitantes.

Ante ello, Javier Imbroda se ha referido a como, con anteriores gobiernos del PSOE-A en la Junta, "en el curso 2012-2013 se cerró la sede de Azuel del Colegio Rural Quercus", a lo que se sumó que, "también en Córdoba", los socialistas "cerraron en el curso 2013-2014 la sede del Colegio Rural Bembézar", preguntando el consejero si entonces "pensaban" los socialistas "en los niños" afectados.

En cambio, según ha asegurado Imbroda, el actual Gobierno andaluz de PP y Cs sí que "apuesta por la escuela rural", pues, "a pesar de esta regresión demográfica que tenemos" -los efectos de la baja natalidad se reflejan en que más de 3.000 plazas de Infantil de tres años se han quedado sin cubrir en la provincia para el curso próximo- y que es la que lleva al cierre del Quercus, "tenemos actualmente 1.174 aulas públicas en la escuela rural, 14 más que el curso pasado".

En cuanto al colegio de Infantil y Primaria Quercus, el consejero de Educación ha detallado que ahora "tiene cinco alumnos de Primaria, cada uno en un curso distinto, primero, segundo, tercero, cuarto y sexto, y el año que viene tendría cuatro, porque uno se va a la ESO, y ante esta situación, por motivos meramente pedagógicos", se cerrará el colegio de la aldea y los cuatro alumnos del próximo curso "tendrán un transporte escolar exclusivo para ellos", que les llevará a un colegio del cercano municipio matriz, Cardeña.

Según anunció recientemente la delegada territorial de Educación y Deporte en Córdoba, Inmaculada Troncoso, el alumnado del Quercus se trasladará al CEIP Maestro Juan Hidalgo”, que está tan solo a ocho kilómetros de distancia. "Se trata de una situación reversible, ya que, en cuanto surja la necesidad, el colegio volverá a recibir alumnos en el proceso de escolarización", señaló la delegada, que ha mantenido continuo diálogo con las familias afectadas, lo que no ha evitado sus protestas ante la situación que se encontrarán a partir del próximo curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios