Provincia

Desescalada Córdoba: La Diputación aprueba por unanimidad el plan de 10 millones de euros en ayudas contra el covid-19

  • La institución provincial utilizará el superávit de la liquidación de 2019 para sufragar el proyecto

  • El reparto de las cuantías se ha hecho por criterios de población y número de residencias de mayores

Un momento del Pleno urgente y telemático de la Diputación de Córdoba. Un momento del Pleno urgente y telemático de la Diputación de Córdoba.

Un momento del Pleno urgente y telemático de la Diputación de Córdoba. / El Día

El Pleno de la Diputación de Córdoba, que la institución provincial ha celebrado de manera urgente y extraordinaria, ha aprobado el Plan Provincial de Medidas Urgentes en Materia Económica y Social Córdoba 10 para hacer frente a las necesidades de la crisis del coronavirus, con un montante económico de diez millones de euros.

El Pleno, que se ha desarrollado de manera telemática, ha comenzado tras guardarse un minuto de silencio en homenaje a las víctimas del covid-19 y ha dado luz verde por unanimidad de todos los grupos al citado plan, que permitirá a los ayuntamientos de la provincia de disponer de partidas económicas suficientes para atender las necesidades que surjan. 

Para sacar adelante este programa, que los ayuntamientos tienen que desarrollar antes del 31 de diciembre, el Pleno también ha aprobado una nueva modificación de crédito y va a utilizar el superávit de la liquidación de 2019 para sufragar el coste de este proyecto.  

Tras esta aprobación inicial, será a partir de la sesión del pleno ordinario correspondiente al mes de mayo -que tendrá lugar el día 22- cuando los ayuntamientos de la provincia contarán con tres meses de plazo para presentar un proyecto donde recojan a qué van a dedicar el dinero. Además, tendrán el 50% de la subvención ya embolsado. 

El 50% restante de la cuantía aprobada, se abonará por la Diputación, una vez finalicen, el plazo de presentación de la documentación de las actuaciones; la validación de las mismas por el órgano gestor de acuerdo a lo estipulado en el Plan provincial; y la determinación de los importes por transferencias corrientes y de capital resultantes de las actuaciones presentadas por las entidades locales.

Ayudas para sufragar servicios públicos

En concreto, los municipios podrán utilizar las cuantías que reciban para sufragar "gastos de fortalecimiento de los servicios municipales, del personal de los propios municipios y gastos de inversión", ha indicado Antonio Ruiz, presidente de la Diputación. El también alcalde de Rute, además, ha destacado que se ha podido llegar al 50% de los recursos para que "puedan dedicarlo a gastos de contratación y para el tejido empresarial".

Servicios públicos relacionados con la seguridad y movilidad ciudadana, de limpieza y desinfección viaria y de otros entornos urbanos necesarios para garantizar las debidas condiciones de salud pública o de asistencia social primaria, como la compra de bienes, alimentos y otros productos de primera necesidad para su entrega a población o colectivos vulnerables son otras de las actuaciones que se podrán financiar con cargo a este plan, además de la adquisición de suministros, maquinaria y cualquier otro tipo de material que permita dar respuesta a la situación de crisis del covid-19, como mascarillas protectoras, guantes, gel desinfectante, mamparas o cualquier otro elemento.

A todas esas actuaciones se suman las que estén destinadas a paliar la situación excepcional ante la emergencia sanitaria por el coronavirus de las empresas locales que hayan tenido que suspender su actividad habitual o la hayan visto reducida considerablemente, en sectores como: agricultura, industria, comercio, servicios de hostelería y restauración, instalaciones turísticas, culturales y de ocio.

Reparto según la población

Pero, ¿cómo ha sido el reparto de las cuantías? Pues, según ha señalado, siguiendo criterios de población. En este caso, el 60% del total de los 10 millones se distribuye de manera fija entre los municipios de la provincia. Mientras, otro 20% del total se repartirá en función de la población relativa de cada entidad local beneficiaria (minorada, en su caso, por la población residente de las entidades locales autónomas que le correspondan) con respecto a la población total del conjunto de municipios adheridos. Además, otro 7,7% se distribuirá en proporción inversa "para primar a los municipios más pequeños", ha detallado Ruiz.

También se han tenido otros criterios, como el de dispersión de la población por las aldeas -un 10%- y según el número de centros y residencias de mayores de los municipios de la provincia, en este caso, un 2,3%. 

Ruiz, además, ha anotado que se ha establecido un límite de 169.000 euros para los municipios de más de 20.000 habitantes y que la cuantía no se puede superar en más de 50.000 euros de la cantidad recibida del plan de Concertación.

"Es una ayuda muy importante y necesaria para todos los ayuntamientos con la que van a poder hacer frente a los retos que se van a presentar y las necesidades sociales y económicas de sus vecinos", ha considerado. 

El apoyo unánime de los portavoces de los grupos

Todos los grupos han mostrado su respaldo al Plan Córdoba 10 y, así lo han hecho ver con su voto. Por ejemplo, el portavoz de Vox, Rafael Saco, ha considerado que "es un deber de la institución cooperar con los municipios y el enorme impacto que va a producir", pero ha advertido de que su apoyo "no es un cheque en blanco". Nos hubiera gustado tener un mayor margen para poder estudiarlo y poder aportar algunas ideas, pero entendemos que no es el momento de debate. 

El portavoz de Ciudadanos, Miguel Castellano, por su parte, también ha votado a favor, pero ha reconocido que a su formación le hubiera gustado que en el reparto de las ayudas también se hubiera tenido en cuenta la tasa de paro de los municipios. "Es importante tenerla también en cuenta, ya que que se van a ver alteradas en las próximas semanas", ha añadido.

También ha mostrado su respaldo el portavoz de IU en la institución provincial, Francisco Ángel Sánchez, quien ha apuntado que la puesta en marcha del plan ha sido "en tiempo récord".

Mientras, desde el PP su portavoz en la casa palacio, María Luisa Ceballos, también ha votado a favor, si bien, ha mostrado cierta crítica por el hecho de recibir el contenido del plan a las 15:30 de ayer martes para su análisis. A pesar de ello, ha anotado que "no vamos a poner palos en la rueda".

Para el portavoz de los socialistas, Esteban Morales, la aprobación de este plan ha posibilitado dar "una respuesta rápida" y también demuestra "la cogobernanza que se ha puesto en marcha con las reuniones con los alcaldes", que a su juicio, "debe ser un ejemplo para el resto de administraciones a la hora de tomar medidas y dar una respuesta rápida para ayudar a la población".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios