Asamblea general

La crisis de rentabilidad frena el crecimiento de las cooperativas agroalimentarias de Córdoba

  • Las entidades facturaron 1.335 millones de euros durante 2019, un "ligero descenso" respecto a la anterior anualidad

Foto de familia de Cooperativas Agro-alimentarias. Foto de familia de Cooperativas Agro-alimentarias.

Foto de familia de Cooperativas Agro-alimentarias. / El Día

La crisis de rentabilidad ha supuesto un fuerte mazazo para el sector agroalimentario de la provincia de Córdoba, que en 2019 rompió la tendencia de crecimiento acumulada y retrocedió el 0,4%, hasta los 1.335 millones de euros. Son los datos que ayer ofreció en su asamblea general anual Cooperativas Agro-alimentarias, un "ligero descenso" que, sin embargo, se valoró de forma positiva desde la federación “dada la complicación del ejercicio 2019 por todos los frentes”, como subrayó el presidente de la entidad, Rafael Sánchez de Puerta Díaz.

La asamblea tuvo lugar en el Real Círculo de la Amistad, con estricto cumplimiento de las medidas de seguridad, como consecuencia del covid-19, y un menor número de cooperativistas del habitual. Tal y como ha manifestado el presidente, el pasado año y el primer semestre de 2020, están siendo "tiempos difíciles para todos los sectores económicos, y también para el agroalimentario".

En este sentido, ha recordado las movilizaciones iniciadas en 2019, debido a los graves problemas de rentabilidad en el olivar, acrecentados por los aranceles impuestos por Estados Unidos a la exportación de diferentes productos, entre ellos al aceite de oliva envasado de origen español, en vigor desde el 18 de octubre de 2019. Las aceitunas también salieron muy perjudicadas, ya que a los aranceles del 34,79% que ya sufría la venta en Estados Unidos de las variedades negras (con origen en 2017), se sumaron impuestos del 25% también a la exportación de aceitunas verdes.

Junto a aceite de oliva y aceitunas, frutas como los cítricos, el vino o productos elaborados de cerdo también resultaron damnificados por la ofensiva norteamericana, que ha convertido al sector agroalimentario español en moneda de cambio de un conflicto aeronáutico con Europa.

La sequía golpea al sector ganadero

En cuanto a los sectores ganaderos, con gran implantación en la provincia, se vieron afectados por la sequía en la segunda parte del año, lo que conllevó realizar aportes alimenticios y de agua y, por tanto, incremento de costes y endeudamiento de las explotaciones. En lo que respecta a los precios, fluctuaron de manera irregular, con cotizaciones récord en porcino, recuperación en ovino-caprino de leche y bajada en ovino-caprino de carne. En relación al vacuno lácteo, una de las principales producciones cordobesas, al aglutinar el 63% de las vacas de Andalucía, cerró el ejercicio con cotizaciones netamente superiores a las de 2018.

Los herbáceos se caracterizaron por buen año de producciones y calidades, pero malos precios, mientras los suministros atravesaron una situación precaria, como consecuencia directa de la falta de rentabilidad en las explotaciones lo que conllevó que agricultores y ganaderos invirtieran menos en fitosanitarios, abonos, maquinaria o carburantes.

El gerente de Cooperativas Agro-alimentarias de Córdoba, Joaquín García Fernández de Villavicencio, ha puesto de relieve la labor realizada por la organización en estos tiempos difíciles, en los que, además, han tenido que trabajar “desde cero” la interlocución con el Gobierno regional, debido al resultado del proceso electoral de diciembre de 2018.

Al respecto, ha subrayado la buena disposición de la Delegación de Agricultura en la atención de todas las demandas que, en 2019, se centraron en solicitar su intermediación a fin de solucionar los problemas de mano de obra para atender las campañas agrícolas; en la reivindicación histórica de agua para todos los cultivos y zonas de la provincia; en urgir soluciones para el almacenamiento de alperujo, que supuso un gran problema durante la campaña olivarera 2018-2019, o en la búsqueda de remedios para la tuberculosis bovina. “Problemas que, lamentablemente, continúan estando en la agenda, sobre todo los referidos a mano de obra y agua, a los que hay que buscar soluciones rápidas y de futuro”, ha insistido en su intervención.

Por otra parte, García Fernández de Villavicencio ha puesto en valor el trabajo de la federación, en cuanto a los servicios prestados a sus cooperativas asociadas, los cuales abarcan, desde la información y el asesoramiento, hasta la gestión de ayudas, la formación o la gestión de residuos no peligrosos.

Tramitación de ayudas

En el ámbito de tramitación de ayudas, el gerente ha destacado los 21.125 expedientes PAC gestionados por Cooperativas Agro-alimentarias de Córdoba durante 2019, lo que representa el 51,53% de todos los presentados en la provincia y confirma el buen hacer de la organización en esta materia. Además, la federación tramitó un total de 63 solicitudes de otro tipo de subvenciones, por valor cercano a los 19 millones de euros, entre las que predominaron aquellas destinadas a la transformación, comercialización o desarrollo de nuevos productos, seguidas a distancia por subvenciones de ahorro y eficiencia energética y otras ayudas previstas en las estrategias de desarrollo local Leader, que se encuadran en el marco de los GDR, en los que Cooperativas Agro-alimentarias cuenta con representación.

A nivel de formación, durante 2019, la oficina organizó 18 cursos y 14 jornadas de distinta tipología y participó en diferentes proyectos para impulsar la igualdad de oportunidades en sus entidades asociadas. En línea con lo anterior, celebró dos jornadas de sensibilización a consejos rectores, seis acciones para promover el asociacionismo en Amcae-Andalucía (Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía), una convocatoria para impulsar la titularidad compartida y colaboró en el diseño e implementación de tres planes de igualdad en sus cooperativas asociadas.

La asamblea general ha sido clausurada por la delegada de Agricultura, Araceli Cabello, quien ha participado en un acto celebrado inmediatamente a continuación sobre el nuevo ciclo de planificación hidrológica en el Guadalquivir, con participación del jefe de la oficina de planificación hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Víctor Juan Cifuentes Sánchez; los representantes de las organizaciones agrarias en la provincia Miguel Cobos García (UPA), Rafael Navas Ferrer (ASAJA) y Carmen Quintero Morales (COAG); así como la abogada Carmen Gutiérrez Labrador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios