lucena

El comedor del colegio Virgen de Araceli se financiará al final con fondos Edusi

  • El Ayuntamiento invertirá 147.000 euros en el servicio, que las familias piden desde hace años

El alcalde, con la comunidad educativa y la oposición. El alcalde, con la comunidad educativa y la oposición.

El alcalde, con la comunidad educativa y la oposición. / r. alcántara

El comedor escolar del colegio de Infantil y Primaria Nuestra Señora de Araceli de Lucena se hará realidad, finalmente, con una partida de los fondos Edusi (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado). Así lo confirmó ayer el Ayuntamiento al término de una reunión con representantes de los grupos, el equipo directivo y la asociación de madres y padres. El presupuesto es de 147.000 euros.

El acalde, Juan Pérez (PSOE), expresó su satisfacción por haber encontrado una solución a la demanda por la que este centro educativo lleva luchando nueve años e indicó que en cuanto las delegaciones pertinentes elaboren su proyecto se licitará la obra.

La polémica arrancó en abril, cuando el PSOE llevó al Pleno este proyecto, que mejorará la vida de 100 alumnos y sus familias para que desde el próximo curso cuenten con un comedor escolar y un aula matinal que ayudará a la conciliación familiar de los lucentinos. Un compromiso al que el alcalde de Lucena llegó con la Junta de Andalucía y en el que el Ayuntamiento se comprometía a financiar las obras de adecuación del comedor, mientras que la Administración autonómica sería responsable del servicio.

El problema apareció cuando el PSOE propuso que se destinaran 123.000 euros, correspondientes al remanente de tesorería del año 2017. Fue en ese momento cuando la oposición se cerró en bloque. El proyecto, que inicialmente rondaba los 40.000 euros para la reforma del módulo que hasta ahora ocupan las clases de Infantil y una cocina nueva, vio incrementado su presupuesto hasta los 147.000 euros tras conocerse algunas deficiencias; entonces se decidió invertir en carpintería metálica y en la sustitución del sistema eléctrico de todo el centro.

La oposición pidió la creación de un Pleno extraordinario en el que presento una moción conjunta, firmada por el PP, Ciudadanos e Izquierda Unida, con el voto en contra del PSOE, en el que se comunicaba a la Consejería de Educación su disconformidad y negativa a sumir los costes de la puesta en marcha del comedor. Frente a la moción, el alcalde y la concejala de Educación, Encarnación Camacho (PSOE) defendieron en reiteradas veces que para el equipo de gobierno el comedor era una prioridad y la concejala señaló que se estaba "perdiendo una oportunidad que afecta a una comunidad educativa de 700 alumnos y que corresponde sólo a un 12% del remanente de Tesorería".

Fueron muchas las familias que reprocharon la actitud de la oposición, pues el comedor fue anunciado en el mes de febrero y muchos padres matricularon en marzo a sus hijos en este centro con el reclamo del nuevo servicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios