Provincia

El centro de visitantes de Fuente Álamo estará acabado en 2010

  • El Ayuntamiento prevé comenzar la primera fase de los trabajos de construcción, que no contempla el edificio principal, a finales de mes o principios de septiembre

Las obras de la primera fase del centro de visitantes de la Villa romana de Fuente Álamo de Puente Genil se iniciarán "a finales de agosto o principios de septiembre", según han asegurado a El Día fuentes municipales. En esta primera actuación se efectuará el cerramiento, acceso, viales y el aparcamiento con un presupuesto de 132.000 euros financiados íntegramente por el Plan de Dinamización del Producto Turístico Ruta del Vino Montilla-Moriles. No obstante, el coste total de las actuaciones que el Ayuntamiento llevará a cabo en el yacimiento a través de este plan es de 365.000 euros. Las fases previstas para la construcción del inmueble culminarán en marzo de 2010, para cuando está previsto que abra sus puertas.

Según apuntan desde el Consistorio, el centro de visitantes "proporcionará algo más que una interpretación u orientación inicial", por eso se ha diseñado "para estimular a los visitantes a recorrer el lugar, presentar una síntesis comprensible de sus valores y brindar una información que dé profundidad y amplitud a toda la visita". En este sentido, aseguran las mismas fuentes "que una de las principales funciones del centro de visitantes será acoger al público como si fuese un invitado: le da la bienvenida, le satisface algunas necesidades básicas y le invita a conocer la casa".

La forma arquitectónica elegida para edificar la infraestructura es la de una casa rural "heredera directa de la villa agraria romana que el centro quiere explicar. Es el tipo arquitectónico adecuado, tanto al vestigio arqueológico, a sus expectativas de crecimiento y, sobre todo, al paisaje que lo rodea".

Las dependencias del centro de visitantes se agruparán de manera clásica en torno a un patio interior, abierto al Sur, desde el que se podrá acceder mediante una escalera a una terraza con vistas a los vestigios de la villa romana, a la zona de olivar así como a las sierras y poblaciones más próximas. En principio, el edificio se presenta dividido en dos unidades fundamentales, una destinada a trabajos de investigación y otra a exposición. La primera de estas unidades, más privada, contiene los talleres de restauración, vestuarios y aseos de personal, almacén, instalaciones y un pequeño taller didáctico con el fin de divulgar los distintos sistemas de restauración, así como las técnicas empleadas por los romanos.

La parte más pública del edificio incorpora la recepción-tienda, cafetería, la zona administrativa, los aseos públicos y la sala de exposiciones permanente. El centro de visitantes se edificará al norte del yacimiento, vinculado a la carretera principal de acceso, la CP-297, que une Puente Genil con la aldea de Los Arenales. Por otra parte, se busca generar un entorno de protección alrededor de la villa, ante la posibilidad de crecimiento de la misma, y favorecer un paseo por el olivar que permita incorporar los nuevos hallazgos arqueológicos que vayan surgiendo junto a la villa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios